Madonna a la puta calle

madonna-nomakeup

La Reina Madre del Pop vive uno de los peores momentos EVER de su larga y fructífera vida. Y es que se enfrenta a una denuncia por contaminación acústica (sí, ese tipo de denuncias que una empieza a presentar cuando los pelos del coño poco a poco van emprendiendo el exilio ad eternum y vive con 16 gatos en un austero apartamento de 60 m2 amueblado con estanterías repletas de películas en VHS como `Tomates Verdes Fritos´o `La fuerza del cariño´. Triste, ¿verdad? Pues abrid la puerta de vuestro acomodado pisito de Chueca, salid al rellano y llamad a la puerta de enfrente. Nada más lejos de la realidad) impuesta por una señora llamada Karen George (no entendemos cómo sigue existiendo gente en el mundo que se llame Karen. Es como llamarse Ruth, algo totalmente DON’T e INVIABLE con la vida) que cumple con todos los estereotipos expuestos anteriormente, exceptuando la clase de vivienda, puesto que esta mujerzuela cojonera habita en un precioso loft con vistas a Central Park, un piso más arriba del apartamento de Madge.

Pues bien, la gravedad de la situación reside en el hecho de que la primera mujer madre de un tití brasileño (¿pura coincidencia?) podría ser desahuciada de su casa neoyorquina. La verdad es que no entendemos a Karen: asegura que tiene que soportar una media de 2-3 horas diarias de música a todo volumen (esperamos que entre las tonadillas se encuentre Physical Attraction, HIT donde los haya) y que no es la primera vez que muestra su queja, ya que la primera denuncia la presentó hace un año. Una mujer tenaz, Miss George. Y parece ser que imbécil también. No llegamos a comprender por qué mujeres como Karen, en lugar de unirse a la discoparty madonnil y pillar cacho entre los mozalbetes (de buen ver, está claro, la Ciccone no se anda con tonterías) presentes en el guateque, o por otro lado ponerse de vodka esnifado hasta las orejas y reírse a costa de GaGui y su trastorno `borderline´ (o de Mariah, es el comodín perfecto para una noche de risas), prefieren vivir el resto de su existencia junto a Jorge Javier Vázquez y su fauna vespertinonocturna, de la que somos fans, pero no parientes.

Queda claro que nos posicionamos a favor de Madge. Sólo por esto quedamos justificados.

Anuncios

Una respuesta to “Madonna a la puta calle”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: