The element of freedom podría ser el disco del año (pero no)

 

Alicia Keys está un poco en tierra de nadie. Sabe tocar instrumentos, y no tiene ni idea de bailar, lo cual le obliga a ser una cantante seria, asidua a los antros de mala muerte y al whiskey doble sin hielo. El problema es que nadie sabe por qué pero discos a mansalva, y se codea en las listas con todo tipo de guarras que no sabrían deletrear su propio nombre. Además de eso, Alicia tiene una tendencia espantosa a ser una hortera sin principios estéticos, lo cual también le empareja con las divas de extrarradio. Todo esto hace que Alicia no pueda ser todo lo libre que nos gustaría a la hora de hacer discos porque está obsesionada con lanzar una canción sobre amor que mueve montañas a mediados de diciembre. Pero a la vez hay algo (su graduado escolar) que le aleja del pop-r&b más descarado y sin escrúpulos.

En este disco, esta dualidad sale a relucir más que nunca, ya que Alicia quiere ser guay, melódica y elegante pero también necesita que Oprah recomiende el álbum entre sus compras de Navidad. Al final ella acaba mareada y nosotros también, y aunque haya momentos (aislados) realmente fantásticos, ninguna canción consigue conciliar la comercialidad y la dignidad personal. Es una pena. Alguien debería decirle que la única forma de alcanzar una voz reconocible es evitando a toda costa el middle range, porque es suyo es aburrido y sin personalidad. Alicia tiene que ponerse melosa o arrabalera para conquistarnos, y este es su disco más mecánico vocalmente. Todo muy solvente, pero sin alma.

 

The element of freedom (intro)

¿Una introducción hablada? Ni que fueras filósofa, guapa. Probablemente lo 13 segundos más pedantes e innecesarios de la historia del r&b. No hay piano, ni gemidos: desde luego algo anda mal desde el principio en este disco. Por supuesto, el mensaje es “este es mi disco más personal, los anteriores son una mierda”, tan típico de los concursantes de Operación triunfo. Te equivocas Alicia, pero es que si no te das importancia a ti misma no te quedas agusto nena.

 

Love is blind

Esta es la canción que Lauryn Hill grabaría si pudiera levantarse de la cama después de tanto porro: letra mínima, ritmo perroflautero y actitud de “ya, yo también sé que soy cojonuda”. Aún no tenemos claro que sea Alicia la que canta, porque su voz está irreconocible, y hay que valorar mucho que siga retocándola digitalmente explorando con ella, porque al carecer de la potencia de otras, su mayor baza es la expresividad, que tantas veces perderá a lo largo de este disco. Tiene un rollo atmosférico muy guay, y es de las mejores del disco, o al menos de las que más se puede extraer el talento de Alicia. Esta intensidad no volverá a repetirse en todo el disco.

8/10

 

Doesn’t mean anything

Es el tipo de canción que Alicia compone mientras se pinta las uñas. Ya comentamos nuestra opinión, y sigue siendo la misma, solo que no hemos vuelto a escuchar la canción desde entonces. El mundo del pop va muy rápido, y un tema tan predecible como este no puede aguantar el tipo. Pertenece a un sonido que Alicia ya ha hecho característico pero del que no puede (ni quiere) salir. La próxima vez que haga un puente con melodía ascendente le mandaremos una cabeza de caballo a su dormitorio. Pasa página, Alicia.

7/10

 

Try sleeping with a broken heart

Este acertado segundo primer tercer buzz single (todo depende de si tiene éxito o no) se beneficia de una letra menos facilona de lo que cabría espera de Alicia, al haber descubierto lo útiles que son las metáforas y no poder parar de utilizarlas. El sonido 100% sintetizador (todos sabemos a estas alturas que lo que parece un piano es en realidad un teclado) sí funciona en este tema, al conseguir ese rollo de “canción de amor para gente muy guapa que van vestidos de indies”. Tampoco es que una batería de verdad le hubiera venido mal al tema, pero esta vez lo pasamos por alto. Lo que no consentimos es que haya hecho una coreografía, porque para eso hay que saber andar con tacones primero. De nuevo Alicia lo quiere todo y se queda con poco o nada (como la repercusión de este single, porque dios da a cada uno lo que se merece).

9’5/10

 

Wait til you see my smile

Esta canción no puede ser más reencuentro en el aeropuerto. Alicia es muy buena poniendo títulos, las cosas como son. Y le gustan tanto que los repite 6 veces en el estribillo. El sonido recuerda mucho a los primeros 90, cuando aquellos midis de cuerdas eran la vanguardia más transgresora. Hoy en día provocan un poco de vergüenza, por mucho que el efecto sea premeditado, y sobre todo viniendo de la responsable de algo tan elegantón como You don’t know my name.

7/10

 

That’s how strong my love is

Baladita tierna y ochentera (ya no lo decimos más porque todo el disco tiene sonido retro, dios, es horrible que los 90 sean retro, ¿cuándo demonios sucedió esto?). Recuerda a joyas del género balada-de-playa-a-cámara-lenta como Nothing’s gonna change my love for you o Right here waiting. Las primeras influencias de Alicia fueron Prince y Barry White, ahora opta por inspirarse en Glenn Medeiros. El tiempo no pasa en balde, y a Alicia la está dejando completamente loca. La melodía tiene potencial, aunque se ahoga en una base que parece sacada el peor disco de Enya. Le habría ido mucho mejor con una instrumentación (palabra que en este disco no existe) más intimista. Esto también se podría decir de TODAS las canciones, aunque igual lo repetimos un par de veces, de la rabia que nos da.

7’5/10

 

Unthinkable (I’m ready)

El pre-estribillo es TAN bueno, tan sensual y melancólico que Alicia dice “you’re ready?” antes de empezar. Ella es consciente de que la estrofa es menor, y la puso porque se le acababa el plazo para entregar la canción, de hecho probablemente sea un plagio de alguna canción de Song in A minor. Este tema consigue perfectamente captar el momento de “sé que mañana me voy a arrepentir de esto, pero ya me he quitado las bragas”, y la melodía no permite que la base synth le coma terreno. Los segundos finales dejan adivinar que la canción podría durar durante horas y seguir seduciéndonos. Buenísimo.

9/10

 

Love is my disease

Pero  Unthinkable no podía durar más porque a Alicia ya le estaban entrando ganas de tomarse un vaso de aguardiente y empezar a cantar con las entrañas en lugar de con la garganta. Cada linea de esta canción tiene el soul y la sensibilidad que cabría esperar de ella, porque para berrear también hay que tener clase, y Alicia es capaz de romper la voz como si le fuera la vida en ello. Se acabó la voz de “mi novio me ha dejado, y me paseo por la ciudad comiendo un gofre” y empieza la de “los servicios sociales me han quitado a mis hijos y solo me queda una uñita de crack”. Espectacular interpretación vocal y frustrante prueba de hasta dónde podría haber llegado este disco con un año más de elaboración (y algún músico en el estudio de grabación). Aquí se oye hasta el rozar de las baquetas de la batería, y convierte al resto del disco en una mala remezcla del talento de Miss Keys. El final (muy Purple rain pero acortado por razones de presupuesto) es para escucharlo a oscuras.

10/10

 

Like the sea

Parece que el orden está puesto a propósito. La voz ya está caliente y empieza a importarle nada si afina o no, que es cuando sale la mejor Alicia. La canción es algo olvidable, pero tiene un beat muy resultón, de los más intensos del disco. Recuerda mucho a todo lo que se está haciendo en el r&b adulto actual, en el que la elegancia es la máxima prioridad, pero ante todo hay que SUFRIR para llevar la canción a buen puerto. Alicia pone los ad-libs a menor volumen que el de sus coristas, lo cual hace que todo parezca un polvo mal echado pero con buenas intenciones.

6’5/10

 

Put it in a love song (feat Beyoncé)

Justo debajo de este artículo está la review que hicimos en medio del alborozo por la existencia de una nueva canción de Beyoncé en el mundo. Desde entonces hay una teoría nueva que se nos ha ocurrido. Swizz beats (productor de la canción) es el novio de Alicia, ¿no? Pues quizá haya habido un poco de “cariño, ¿por qué no te arreglas más, como tu amiga?”, del típico novio que en realidad quiere tirarse a la otra pero que tiene que conformarse con lo que hay. Swizz (no es su nombre de pila pero da igual) ha intentado por todos los medios convertir a su novia en Beyoncé, y si con un poco de suerte hay video por fin podrá ponerse cachondo con la idea de que Alicia se ponga la ropa de Sasha. Solo esto explica que esta canción sea 100% Sasha, tan poco Alicia, apareciendo como un elefante en una cacharrería a la mitad del disco. Si a eso le sumamos que Beyoncé es una depredadora que JAMÁS permitiría que nadie quedase por encima de ella en un featuring, Put it in a love song podría prescindir de Alicia (y probablemente lo haga en futuras reediciones) y nadie se daría cuenta. Claro que la canción no pude darnos más vida y más ganas de salir de fiesta, justo cuando las 9 canciones previas nos habían convencido de quedarnos en casa con una manta de cuadros viendo Lost in translation.

8’5/10

 

This bed

Esta canción es Janet total. Habrá que ver cómo la resuelve Alicia en directo, teniendo en cuenta que lo más atrevido que hace es tocar el piano de pie y dejarse el afro sin alisar. Así que lo mejor será que nunca la cante, porque es bastante aburrida y la base (un poco Nelly Furtado) deja de sorprender a los 20 segundos. Además, el falsete de Alicia carece de la precisión de otras cantantes (de la mayoría, de hecho). Un filler que encontrará su hogar en la papelera de reciclaje.

3/10

 

Distance and time

Un melodía preciosa y mil veces oída con una letra que no puede acumular más tópicos. Claro que cuando una duerme sola y tiene ganas de fornidez no hay lugar para ponerse ingeniosa. Alicia recupera su tono de voz relajado y susurrado y todo sale como queremos. Hasta hay un sample de Like you’ll never see me again, su mejor canción, y los auto-homenajes siempre son un acierto. Lo malo es que en este caso quedan evidenciadas las carencias de este disco tema, al hacernos recordar la grandiosidad de aquel.

7/10

 

How it feels to fly

El disco cierra con acordes setenteros arruinados por un midi inaceptable. Tiene la intención de resumir el disco y lo consigue: melodías predecibles aunque efectivas, letras melancólicas pero esperanzadoras y mucho potencial, enterrado por una producción desganada, automatizada y sin alma. Alguien del talento de Alicia está OBLIGADA a ofrecer un sonido orgánico, real, sucio, y no lanzar algo lleno de ritmos secos, monótonos y sin matices que acaban por ahogar un proyecto que quizá tuvo personalidad en sus primeros pasos (vamos, en la cabeza de Alicia). Ni el coro y piano finales arreglan esta canción, tan bonita como fallida.

6’5/10

 

Empire state of mind Part II

Incluir esta canción es todo un ejercicio de desesperación para aprovecharse del éxito del single con Jay Z. Ya dijimos que aunque odiamos el rap, nos quedamos con el tema original, que destila autenticidad (algo que no le habría venido nada mal a Alicia para este disco) y emoción, ganas de abrazarse y de querer a Jay-Z que por supuesto enseguida se nos pasan. Lo mejor de la canción es el estribillo, así que creo que está claro cuántas veces la hemos escuchado desde que se filtró.

6/10

En definitiva, un disco que por supuesto es bueno, pero que está constantemente a punto de ser brillante, consiguiéndolo pocas veces. Es fantástico que tenga una temática cohesionada (melancolía romántica) y que las melodías acompañen, pero eso sirve de muy poco si se insiste en suprimir el soul de las canciones con ese sonido retro que Alicia confunde con la producción simplona y vulgarzota. Se puede escuchar la falta de elaboración y de pasión, y podríamos perdonar que las canciones fueran tan predecibles (sorpresa cero) y tan poco intrincadas si al menos estuvieran estuvieran envueltas en una banda y hubiera un poquito de vientos, de guitarras y de autenticidad.

Las canciones se alargan sin sentido porque no añaden arreglos, sino que se limitan a extender la base un minuto más para parecer más profundas. Si aparece algún matiz novedoso, lo hace tímidamente, y el beat no nos dejará apreciarlo realmente. Tras escuchar The element of freedom hay que volver a los brazos de Maxwell, que ha demostrado cómo se puede hacer un disco elegante, sofisticado y cargado de emociones con mucha paciencia y sobre todo una banda de verdad.

Alicia está a tiempo de aprender esa lección durante su gira (si es que la llaman de algún sitio), porque se lo habrá pasado muy bien dándole a los botoncitos, pero nosotros olvidaremos el disco más antes que después, y la próxima vez no habrá Sasha que salve las pérdidas económicas. No estaría mal preocuparse un poco más por la pérdida de talento.

7 comentarios to “The element of freedom podría ser el disco del año (pero no)”

  1. Mashonda Says:

    D I S C A Z O !

  2. delapuert Says:

    Estoy muy de acuerdo con tu crítica, hay grandes momentos, pero sigue sin definirse, sin decir de que lado está

  3. es que la pobre no lo tiene nada fácil…
    ahora que tenemos a la perraca de Sasha vendiendo el pescao y liderando el mercado se nos olvida que durante un tiempo hubo un lado alicia, y era ese al que sumaban mamarrachas postadolescentes tocando el piano. Ahora mover el culo está igual de bien considerado, pero antes Alicia marcaba “tendencia”.
    Pobrecita, lo tiene muy difícil….Aun así a mi Songs in A minor me flipa. Es de mis discos preferidos!

  4. bueno sinceramente, y tras unas primeras oidas, tengo k decir k estoy un poco decepcionado tambien con este trabajo.
    Poseo todos los albums de alicia y siempre me engacharon desde la primera oida, este toque neo-soul ( y a veces mas blues ) tan caracteristico de alicia y esas influencias R’n’B eran su sello personal. De hecho As I am ya dejaba notar una cierta nueva direccion hacia un terreno mas comercial con fuertes matices R’n’B….pero lo que noto en este trabajo es un ABSOLUTA FALTA DE INSPIRACION. (desgana, aburrimiento, ganas de innovar pero sin hacer nada nuevo ni k sorprenda lo mas minimo)
    Es como k suena demasiado vacio, la mayoria de canciones aunke empiezan con buenas ideas y ganas de cambiar, terminan transmitiendo 0, las letras no dicen nada nuevo que no haya dicho ya, y en general el disco esta bastante vacio de contenido, se quedan en varios amagos de buenas canciones, sobran muchos cortes….quiere ir tan de profunda y mística que aburre….
    EL primer single ya daba un poquito de pereza, no es una mala cancion, pero suena mas bien a un bonus track de As I Am….
    Trying sleeping…es la quiza la mejor cancion del disco con Love is Blind, unicos cortes donde suena la Alicia compositora inspirada que conocemos, el resto son un desastre tras otro, no es que sean malisimas pero estan todas cortadas por “la misma tijera”, cansinas y sin un objetivo claro.
    Normalmente, con los discos de Alicia anteriores, siempre en la primera oida descubro los temazos y luego con el tiempo me acaba gustando casi el album entero, eso me paso con Songs In A Minor y The diary, discos muy homogeneos y completos, y en menor medida aunque tambien me encanto, con As I Am, personalmente estoy de acuerdo en que esta chica parece que se queda a punto siempre de hacer discos redondos del todo y el siguiente va a ser la madurez musical y el culmen de su carrera, pero que va! este disco es un GRAN paso atras, una pena porque creo que es una gran artista….a la que parece que se le acabo la inspiracion y se perdio en un sinsentido de buscar un sonido nuevo que jamas le salio!

  5. valeria inoue Says:

    Estoy, no sé si decir furiosa o decepcionada, de que exista gente que no sepa, a esta altura del campeonato, apreciar el talento de grandes artistas, tal como lo es Alicia Keys. Es una de las pocas, que comprende aún, qué es componer realmente con el corazón, con los sentimientos y las emociones, no con el sexo, o en relación a él, como muchos productitos de hoy en día!!!
    Sus canciones, inspiran deseo de seguir adelante, amar y perdonar, respetar y conocer nuestra realidad, y yo no le veo el lado negativo de que ella escriba de tal manera.
    Es más, debemos agradecer, de que exista gente que a través de sus melodías y letras, hagan llegar mensajes y moralejas para la vida…
    Yo a Alicia la respeto, y estoy totalmente segura de que sus obras son apreciadas por millones de personas en todo el MUNDO, y bueno… otras no lo hacen porque prefieren oír cosas totalmente ridículas, ofensivas e irracionales, que ni siquiera deberían ser clasificadas como músicas…..
    Y me molesta terriblemente que digan esto de ella, porque yo la aprecio muchísimo, respeto su carrera y su larga trayectoria, y más aún ODIO que la comparen. Ella es única, tiene su manera de moverse en el escenario, de organizar sus giras y conciertos, de presentar sus CD´s, y de todo lo que debe hacer dentro de su rol como cantante.
    Así que dejen de lanzar críticas incongruentes. Yo no estoy en contra de ustedes, claro que puede que no les guste ella, es decir, su música y todo lo que hace, estoy de acuerdo, y obvio está que les puede gustar lo que sea, y también pueden hacer críticas constructivas, pero no abusar como lo hicieron… Les pido porfavor, más respeto, pues es ese su estilo musical, el R´n´B y el Neo-Soul, no es pop comercial ni otra cosa, obviamente no va a componer canciones pegadizas insoportables que rápidamente se te pegan como chicle. Ella compone INTELIGENTEMENTE…
    Es todo lo que debo decir… Adiós.

  6. Esta absolutamente claro que no sabes Nada de lo que es la música de Alciia… Pienso que eres una de esas personas que solo sigue a una artista porque sale en las noticias de farándula porque salió borracha o porque salio en un video porno. Eres de esas personas que siguen a “artistas” que juran que cantan pero en un escenario no son capaces ni de tocar un pandero… y crean canciones de cómo pintarse als uñas… No sabes que Alicia es una artista que es 100% MÚSCO, ella sabe crear inteligentemente música, sabe de como hacerlo y es completamente profesional en eso. Tanto te molesta que ella sea alguien reservada, que no le gusta andar metida en polémicas y sabe mantenerse dentro de la línea? Lavate la boca antes de hablar de una artista como Alicia Keys quien ha vendido millones de discos en todo el mundo, se ha sabido mantener desde que inicio su carrera en la música, se ha ganado miles de premios incluidos 15 Grammys, el mayor capital de ingreso que gana lo destina para su fundacion keep a child alive y todo esto sin ser una celebridad que destaca por cosas de otro tipo! Solo es profesional y humilde!! que no se te olvide! Y sobre todo antes de que hables de ella, tienes que seguir su trayectoria desde que empezó en la música, para que puedas entender y sepas lo que es un buen músico!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: