Todos somos Mariah

 

Ver video de Mariah borracha

Hay que ver lo que nos gusta una estrella borracha. El alcoholismo ha dejado de ser un problema social y Mariah no es tan famosa desde que lanzó Without you. Es como un reportaje de Callejeros deluxe. Lo cierto es que sus seguidores ya conocían la afición de Mari a beberse todo lo que haya a su alrededor, pero el mundo parece haberse sorprendido y maravillado ante la chapurrera elocuencia de la diva más voluptuosa de la industria.

Todo este fenómeno sociológico viene muy a cuento para aquella teoría que propusimos sobre lo difícil que es odiar a Mariah, tan humana, tan mejor amiga en tratamiento psicológico, tan “¿te vas a acabar esas chuletas?”. Todo el mundo se ha rendido ante la poquísima vergüenza que tuvo al recoger el premio por una película dramática en un estado que habría llevado a Lindsay Lohan a ser encerrada en un centro de desintoxicación durante el resto de su vida (tres meses). El caso es que Mariah no es que estuviera contenta, es que no era capaz de andar, y seguramente ni siquiera era consciente de estar en una entrega de premios. Al menos esta vez llevaba ropa de su talla.

Lo que hace grande este momento no es solo que gracias a youtube podamos verlo una y otra vez (y parafrasearlo constantemente cuando nos emborrachamos), sino que Mariah se convierte en emblema universal de todas las adolescentes del mundo dándolo todo en un botellón en cualquier descampado de extrarradio. Mari pasa por todas las fases de (gloriosa) humillación pública que todos hemos vivido este finde en algún momento de nuestras vidas: exaltación de la amistad, magreo con afroamericano, reconocimiento de la borrachera (“tía k pedo voy”), incapacidad para formular frases coherentes, mentiras compulsivas (la muy cachonda dice que leyó un libro) y permanente estado de euforia. Es increíble lo extasiada que está Mariah por conocer a Helen Mirren (como si supiera quién es), y lo cuenta como si el resto de los invitados no la hubieran visto también.

Acompañando a Mariah está Lee Daniels, el director de Precious, que no puede estar más avergonzado. Claro que seguro que fue él quien le dio de beber para ver si se sacaba una teta en un momento dado. Qué tipo más cínico. Él protagoniza otro de los highlights de la noche cuando Mariah trata de explicar el doloroso proceso que tuvo que sufrir para meterse en la velluda piel de su personaje, pero es tan duro recordarlo que no es capaz de pronunciarlo, y es Lee Daniels quien verbaliza la tragedia que Mariah vivió: le quitaron el maquillaje. Mariah por fin ha comprendido que para que te tomen en serio como actriz no hay que ponerse una gorra de seguros vitalicio y celofán en los pechos, sino aparecer fea. Hay algunas que no tienen que esforzarse para ello, pero ella tuvo que ponerse bigote y dejarse crecer las raíces. EL HORROR. Solidaridad con Mariah, por favor.

Inciso: Precious nos importa una mierda, para ver negras gordas pegándose ya está el show de Jerry Springer. Sin embargo Glitter es una JOYA absoluta, cargada de neón, purpurina y hombreras. Además incluye una de las mejores canciones de la historia, Loverboy (aha-aha-baby). Algún día se la reconocerá como el diamante (falso) que es, y se convertirá en una peli de culto. La filmoteca nacional necesita pasar total de Chaplin y de las pelis rusas y poner un poco de rosa chicle en su programa. Tienen buzón de sugerencias. Ahí queda dicho. Sabemos que los lambs sois capaces de cualquier cosa.

Pero bueno, cada persona tiene un momento favorito del video (esto acabará siendo como el “¿dónde estabas en el 11S?”), y el nuestro es cuando Mariah empieza a marearse y se da cuenta que el vodka se le está subiendo mogollón y se larga, pasando total de llevarse el premio. Espectacular. En el fondo le importa una mierda que le den nada, ella solo fue porque se enteró que había barra libre, y seguro que confundió a Helen Mirren con la camarera. Grande Mariah, grande su tutor en alcohólicos anónimos y grande el culo de la muchacha, las cosas como son. Desde luego Mariah no puede utilizar la excusa de “es que no había cenado” para justificar semejante pedal.

En cuanto a su carrera musical (y ahora es cuando la mitad de los lectores cierran la ventana), Mariah ha protagonizado una nueva entrega de Mujeres desesperadas, al remezclar todo su nuevo disco y así sacarle más y más pasta a sus fans. Ya habéis visto en lo que se lo gasta, chicos, así que igual la próxima vez en lugar de compraros su disco podríais mandarle una botella de ginebra. Ella lo apreciará mucho más.

Cuando decimos remezclar queremos decir dejar la misma canción pero añadiendo las voces de otra gente que sí tiene posibilidades de vender singles: Ne-yo, Mary J Blige, R Kelly, y más gente con nombres que no existen. El primer manotazo de ahogado es un doble single: Angels cry y Up out my face. La primera es un dúo con Ne-yo muy bonito y resultón que en realidad parece dos canciones distintas mezcladas. La versión original de Mariah sola era mucho mejor, a pesar de lo bien que canta Ne-yo y lo bien que hace todo en general. Puede que el tema no sea nada original ni vaya a cambiarnos la vida, pero hay fórmulas que no fallan, y si Mariah pone un piano y deja de susurrar como una moribunda para pegar cuatro gritos ya somos todo suyos. No obstante, el single tendrá la misma repercusión que los últimos 5 lanzamientos de Mariah. Es genial que Mariah le haya bajado el volúmen a la voz de Ne-yo durante el último estribillo para que ella parezca la única arrabalera del corral. Sabíamos que la amistad entre Mariah y Sasha daría malévolos frutos.

El otro single, Up out my face, es una chorrada urban que ya era insoportable en su versión original. Así que añadirle los ladridos de una rapera malrollera solo ha conseguido que la quitemos a la mitad. La joyita musical incluye versos tan sofisticados como, atención, “if we were two lego blocks even a harvard university graduate couldn’t put us back together again”. No nos lo estamos inventando. Está en la canción. Y encima Mariah está tan orgullosa de su ingenioso chascarrillo que se pone unas risas enlatadas después. Eres la bomba, tía.

Los videos para ambos singles se estrenarán dentro de poco, y no pueden prometer más. En el de Angels cry, que es low cost total, Mariah aparece en chandal en el papel de “las chonis también tienen sentimientos”, mientras Ne-yo aparece con actitud de “menos mal que en este video no tengo que besar a ninguna mujer”. En el de Up out of my face, Mariah cumple su sueño de convertirse en barbie y aparece metida en una caja (de donde nunca debió salir). Estamos DESEANDO ver esos videos, en un renovado interés por Mariah hora que parecía que su carrera era pasto de los lobos (¿lo pilláis? lobos, lambs, etc).

Porque no hay nada como una cogorza a tiempo para resucitar la popularidad de cualquiera. Claro que Amaia Montero ni por esas.

11 comentarios to “Todos somos Mariah”

  1. lejíagirl Says:

    Jijijijijiji.

    Así, en pequeñito, porque en el fondo me da mucha pena. Me la imagino mirando la gala una y otra vez, igual que Bridget miraba su culo bajando por la barra de los bomberos, y cubriéndose la cara (maquillada ya) con las manos.

    Pero qué cachonda, de todas formas.

    Jijijijijijijijiji…

  2. G Sparks Says:

    alguien duda que mariah deberia acabar en un cabaret cantando todas las noches con una copa en cada mano??? yo no e iria a verla todas las noches

  3. Anastacia_beaverhousen Says:

    A mi me cae mejor borracha.

  4. oscar Says:

    Gracias por escuchar mis plegarias, no me habeis defraudado jajajaj. Yo tambien creo que gracias a esto ha revitalizado su ¿carrera?

  5. anonimo Says:

    k buena estas eee agregame

  6. Rihanna pide un cambio Says:

    jajaja, la adoramos porque si a Britney le funcionó… por qué no intentarlo ella…Eso si, por su bien que deje de mascar chicles de panceta.

  7. Gloria Says:

    Hola, queria preguntarte porque has puesto este nombre a tu pagina o blog, y tb decirte q me he entretenido bastante leyendote, me gusta ^^

    Sobre todo con lo de los bichos azules con sentimientos humanos de avatar jajajajaja

    Un saludo!

  8. borsalino Says:

    jajajaja la Marih es la unica famosa que cuand parece que no puede caer mas bajo va y lo consigue. Si ya m resulta boxornoso verla de por si, verla borraxa ya supera sus propios limites, deve ser la tiipika a la que tienes q sacar de la bragueta del camarero para llevarla a dormir al coxe en una noxe de fiesta.

  9. starlight Says:

    Grande Maria borracha!!!

  10. Josep Says:

    Pues para no gustarte Mariah sabes mucho, ¿no? Lambs, “reciclar” canciones…

    Aunque el verso de Up Out My Face realmente es así: “If we were two Lego blocks even the Harvard University graduating class of 2010 couldn’t put us back together again”.

  11. alexandra Says:

    …………el mundo de los bussiness es así!!!!!
    cómo dicen por ahí….” que hablen de uno , aunque sea mal”
    Hoy en dia ya no se es conocido por romper records de ventas en cine, música o tv…….. lo importante para saber que existes es salir en el ” papel cuché”…. aunque sea con temas tan IMPORTANTES como el tener una relación con una persona 20 años más joven o las peleas “falsas” con otros artistas o simplemente saliendo de fiesta todos los días!!!!
    MUNDO, MUNDO!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: