Y la nueva víctima de Timbaland es… Katy Perry

 

Hubo un tiempo en el que colaborar con Timbaland era como escalar el Everest y mear para abajo. Corría el año 2006 y todos los temazos del momento tenían los tres cuellos de Timbo detrás. Era la segunda vez que el tipo reinventaba el pop, tras habernos dejado muertos en sus colaboraciones con Aaliyah (la broma no es a propósito), y ese pedazo de obra maestra que es Future Sex/Love Sounds provocó un inmediato what-the-fuck que en dos canciones se convirtió en “cómo demonios he vivido creyendo ser feliz antes de escuchar esto”. El manejo de los beats y la precisión de los arregos no se parecían a nada que hubiésemos escuchado antes, dando lugar al género “música que te la pone dura”. Si bien es cierto que la producción vocal se la pasaba por el forro (lo cual es una putada para alguien tan limitado como Justin Timberlake), Timbaland tenía muy claro que la estrella era él, y su increíble sonido era lo que todo el mundo había venido a escuchar. Nelly Furtado pasaba por allí y le tocó la lotería en forma de temazos que ella supo rentabilizar sofisticando su imagen y renegando total de su pasado perroflauta.

La pobre Madonna fue la pringada que salió hecha unos zorros de toda esta moda, pero Timbaland había tenido tantos hits en un año que ni gastarle semejante broma de mal gusto a la reina del pop iba a detenerle. Shock Value fue la confirmación de que a) el ego de Timbaland no podía soportar trabajar en discos que no llevaran su nombre y b) no nos íbamos a quitar a la payasa de Keri Hilson de encima jamás. Tres trallazos increíbles (The way I are, Give it to me y Apologize, a la cual le sobraban 2 minutos pero era una pocholada) confirmaron que el sonido de Timbaland era tan espectacular que podría coger una gallina, producirle una base, autotunear su voz y conseguir un #1 con ella.

Timbaland era el puto amo, sin más, nada parecía detenerle… hasta ahora. Por fin se ha lanzado Shock Value II tras muchos rumores de colaboraciones de estrellas de verdad (Gwen Stefani, Madonna, Christina Aguilera) nunca confirmadas, y al final la participación más lujosa del proyecto es la de Miley Cyrus. Shock Value II es un disco simple y llanamente aburrido, un bucle de sonidos mil veces oídos, sin la más mínima evolución respecto a aquellos hits de 2006. Repetir fórmulas no esta tan mal (¿verdad Lady Gaga?), pero es que encima las nuevas canciones de Timbaland carecen de la potencia de las anteriores, y son como las hermanas feas y recién levantadas de aquellas.

Solo hay un verdadero temazo en todo el disco: Carry out, featuring Justin Timberlake. Porque a Justin no le iba a endosar una mierdaca como a los demás, y le ha dado una canción con mucho rollo, de las de contonearse elegantemente antes de que se te hagan círculos en los sobacos de la camisa, en la que Justin nos cuenta lo bien que folla. Nunca lo dudamos. La frase “do you like well done cause I do it well” nos conquistó de inmediato, al proponer por primera vez la metáfora filete-polvete que a partir de ahora será nuestra ley.

El resto, como decimos, es absolutamente olvidable. Hoy en día colaborar con Timbaland ya no es una suerte sino una putada absoluta, y ahora el marrón le ha caído a Katy Perry.

If we ever meet again no es del todo mala, la verdad. Es una chorradita pop que recuerda vagamente a la maravillosa Knock you down (última vez que hablamos de Keri en esta web) y que es de esas canciones simpáticas que uno no escucha más de dos veces antes de olvidarlas para siempre. Ni siquiera el sonido Timbaland es tan reconocible como cabría esperar, y aunque Katy es una cantante solvente en estudio (y espantosa en directo) el tema no deja ninguna huella cuando la escuchas. Y aun así es de lo mejor del disco.

En el video Katy y Timbaland nos cuentan la historia de una ladrona de alto standing que se lo monta fatal por culpa de un maromo. Pues muy bien. Timbo hace el clásico papel de “gordo con gorra” y pone caras súper raras y divertidas mientras a Katy se le olvidó ponerse la ropa y va vestida de cabaretera en paro. No entendemos muy bien las caras de agobio de Katy, como si la historia del video fuera con ella, a no ser que se deban a lo arrepentida que está de haber colaborado con Timbaland 4 años más tarde de lo que debería.

El caso es que ambos tienen su talento, aunque sería de agradecer que él saliera menos en sus videos y se dedicara más a darle a los botoncitos en el estudio. If we ever meet again no es tan mala como para condenarles, por lo que le sugerimos a Timbaland que se retire a una isla desierta con un buen cargamento de Kentucky fried chicken para recuperar la inspiración y dejar de producir idioteces como Shock Value II. Aún hay posibilidades, tal y como demuestra la outro megabakala de esta canción, que aunque no tenga nada que ver con el resto del tema nos recuerda a sus mejores tiempos, y a cuantísimo nos cuesta evitar bailar cuando escuchamos Future Sex/Love Sounds en el metro.

Katy, vete pensando en volver que el pop necesita un poco de juerga. Y Timbaland, pues haz lo que quieras, sinceramente. Para todo lo demás, Sexyback.

16 comentarios to “Y la nueva víctima de Timbaland es… Katy Perry”

  1. Gloria Says:

    Timbaland sigue siendo grande pero colaborar con Katy perry se le queda todo pequeño. Anda ya! La tia es mona pero está a la altura de otras artistas? yo creo que no.

    Por cierto Aaliyah era una diosa y descanse en paz, hace poco hubiera cumplido años.

    Ahora el nuevo Hero musical es Will.I.Am

    Va de Niggasss

    • AUN RECUERDO CUANDO AQUELLOS AÑOS EN LOS QUE EL HACIA COSAS PARA MISSY ELLIOT, Y DESPUES NELLY FURTADO (el no seria nadie si no la hubiese producido y despues…. Justin) PERO ESOS SON AÑOS GLORIOSOS, AHORA SE ESTA COPNVIRTIENDO EN EL NUEVO REY DE BELAIR PERO ESO SERA POR POCO TIEMPO SI NO HACE SU “EGO” A UN LADO

  2. Sudamariconas Says:

    En nuestro léxico siempre están presentes anglicismos ABSURDOS como “Hero” y demás mierdas.

    Se cuiden.

    XOXO

  3. clítoris de Lady Gaga Says:

    Impresionante la guarrilla de la Perry bailando cual choni poligonera con el outro.

    Una pena que toda la canción no sea así.

  4. jajaja muy bueno el post, la verdad que Timbaland ya no es lo que era… lo que pasa que parece no saber hacer un disco… solo hace canciones para cantantes por que se nota cuando estás escuchando el cd cancion tras cancion. Mi favorita Meet in tha middle, la verdad que me gusta bastante y las demás pues la verdad que ni me acuerdo… las escuché solo una vez y bueno el clip de Morning after dark, solo con las caras q pone Timb sq dan ganas de cambiar el canal… jajajaja Saludos.

  5. delapuert Says:

    Nunca podrá superar sus primeras producciones con Missy y más tarde con Aaliyah, aunque con Afrodisiac de Brandy me encantó (está claro que es un disco que iba a ser para Aaliyah)

    • Anastacia_beaverhousen Says:

      Opino igual que tu delapuert , el Timbaland que molaba , era el que hacia musica con Missy Elliot.

  6. Orbitt Says:

    Tendrá algo que ver con la mierda de disco éste, el hecho en que Danja, colaborador/productor habitual de Timbo no esté presente en el disco debido supongo a que ahora trabaja solo debido a su éxito ???????????

    Aunque eso no explica lo que hicieron con Madonna.

  7. Gloria Says:

    Uso hero si me sale del coño, y sudamericano lo seras tu. Eso eso, cuidate, so ignorante🙂

  8. ZiZo6 Says:

    RANDOM

  9. Autóctonas sudamariconizadas Says:

    Somos lo que faltaba al mundo de la vergüenza ajena.

  10. creo que le estáis atribuyendo éxitos a Timbaland que no son suyos por que, si no me equivoco, el temazo de Madonna (que para mi lo es) ‘Give it to me’ está escrito por Madonna y PHARRELL WILLIAMS y el disco está co-producido por THE NEPTUNES, Danja, Justin Timberlake y Timbaland. ¿¿¿y Timbaland se lleva todo el merito???

    • vescomoeresunazorra Says:

      Méritos? Hard Candy no es nada de lo que enorgullecerse.

      Timbaland es el líder y la imagen de un grupo de profesionales, por lo que tanto el prestigio como el fracaso siempre se lo ha llevado él.

      Siempre se ha rumoreado que Danja era el verdadero talento del equipo, aunque es cierto que durante la etapa Aaliyah Timbaland y Danja no se conocían. Oficialmente la labor de Danja en Future Sex/Love Sounds y en Loose es la de técnico de sonido, no productor. Y sinceramente nada en Blackout suena demasiado parecido al rollo Timbaland. Danja tiene su propio estilo.

      Justin colaboró en toda la producción de Hardy Candy pero por algún motivo el chivo expiatorio del desaguisado fue Timbaland, quizá porque él mismo se había expuesto al juicio público al salir del estudio de grabación y pretender convertirse en una estrella por sí mismo (Shock Value).

      En general The Neptunes se lucen mucho más en Hard Candy, son más creativos y tienen menos límites que Timbaland, que fue víctima de su propio sonido, más enlatado, cutre y metalizado que nunca.

  11. starlight Says:

    Debo de llegar siempre tarde,porque nunca puedo ver los videos desde la página…en fin!

  12. fercharmed Says:

    pues a mi cada dia me gusta mas este tema…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: