Archive for the Pseudoheteros Category

Kelis descubre Ibiza en pleno invierno

Posted in Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , on 24 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Escucha Acapella

 

Imaginad que Donna Summer tuviera 20 años, versionara el Slow de Kylie y se pusiera hasta arriba de pastillas. El resultado es esta canción destinada a ser la banda sonora de todas nuestras borracheras veraniegas. Y eso que David Guetta no debe tener tiempo para contar los dólares que ha ganado produciendo dos de las canciones del año (I gotta feeling y When love takes over), pero él sigue trabajando mientras necesite drogas el dance siga viviendo esta segunda edad de oro dejando el r&b relegado a vehículo de lucimiento de chonis sin talento.

No es que Kelis sea el adalid del buen gusto y la sofisticación, pero en este tipo de canciones el intérprete es lo de menos, porque las remezclas serán lo que nos salga por las orejas durante el verano y todos sabemos que en ellas solo se oye un ritmo machacón sin sentido como si de un concierto de Madonna se tratase.

Kelis también parece muy dispuesta a trabajar, a pesar de estar sableándole 44 000 dólares mensuales a Nas por el hijo que tuvieron juntos. El juez obvió el incidente que Kelis sufrió en las Bahamas cuando fue detenida erroneamnte por ejercer la prostitución. Ya ves tú qué cosas tienen los policías. A pesar de no ser nadie en la industria, la muchacha merece pasar  la historia por aquella GRANDIOSA frase (“my milkshake is better than yours”) que repetía hasta la saciedad en su único mayor hit, Milkshake.

 

Y de repeticiones sin fin también va Acapella, una canción cuasi-bakalao con una base de lo más rallante y que hace una compleja e innovadora alegoría entre música y amor. Pero vamos, la letra es lo de menos, porque cuando este bucle electrónico arrase será gracias al sonido “ponme otra copa, que voy bien” que tanta falta hace en las discotecas de todo el mundo. Todos merecemos una segunda oportunidad, hasta alguien tan molesto a la vista como Kelis.

 

Y a mí ponme otra copa, que voy bien.

 

American Music Awards: una jaula de grillos

Posted in Chulazos, Divas, Payasas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on 23 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

Como es costumbre, no pueden importarnos menos los galardones de una gala en la que Michael Jackson ganó Best pop y Best r&b con un disco recopilatorio, y sobre todo en la que una maceta como Taylor Swift puede ser la protagonista de la noche.

Pero estas galas eternas siempre ofrecen actuaciones que, por ridículas o gloriosas, repetimos una y otra vez en youtube para sentirnos como si nos hubieran invitado a asistir. Así que pongámonos nuestras mejores galas, ensayemos nuestra cara de perdedores y vamos a aplaudir todo lo que podamos a la impresionante

Jay-Z & Alicia Keys – Empire state of mind

Sin duda una de las canciones del año y con mucho potencial además de convertirse en clásico, a pesar de su desaprovechadísimo videoclip (matar a gente como Hype Williams no debería estar considerado un delito). Con una intro del New York New york de Sinatra esta actuación ya quedó llena de clase y elegancia… hasta que Alicia Keys se levantó del piano. Jay-Z no podía moverse bien con el traje, y estaba como con ganas de irse a casa, pero ella no podía estar más a tope, a pesar de su propio peinado. Si obviamos que Alicia anda como un fontanero y que la emoción del momento provocó algún que otro gallo, Empire state of mind fue sin duda uno de los momentos más emocionantes de la gala y levantó a todo el público.

Rihanna – Wait your turn/Hard

Es curioso como algunas actuaciones tenían intro y otras no. En la suya (quizá grabada para la ocasión) Rihanna salía convertida en un maniquí que iban moldeando para prepararla para salir a escena. Supongo que ese mismo científico loco fue quién le aconsejó que saliera vestida como el Pingüino de Batman vuelve. Empezar con una canción tan desagradable como Wait your turn arruinó la performance, pero vamos, que si no ya estaba la voz de Rihanna para asesinar cualquier atisbo de espectáculo.

No entendemos las críticas al uso del playback, si gracias a él nos evitamos momentos tan bochornosos como el de esta actuación. Janet y J.Lo metieron el cd directamente y nos dejaron extasiados, creyendo firmemente que las estrellas del pop no respiran.

 

Whitney Houston – I didn’t know my own strength

En serio, ¿quién le coloca las pelucas a Whitney? ¿Stevie Wonder? Cuando la enfocaron entre el público estaba peinada (y riéndose de Shakira, por cierto), pero cuando salió a cantar parecía que acababa de caerse por las escaleras. La actuación fue decente, las ha tenido mejores y mucho, mucho peores. El problema es que Whitney pasa total de la melodía de las canciones, y decide ponerse a hablar, para convertirse en una arrabalera durante el tramo final. Lo que es cantar, poco. Eso es como si pides una pizza y el repartidor decide alicatarte el baño. “Gracias, pero eres pizzero”. Pues lo mismo con Whitney.

El vestido no podía ser más 1996, muy Titanic todo, y el premio que le compró Clive Davis le otorgaron es muy bonito (Internacional artist award) si no fuera porque entre el selecto grupo de galardonados está Beyonce, que tiene como un tercio de carrera que los otros cinco ganadores. Matthew Knowles no da tregua.

 

Jennifer Lopez – Louboutins

Ni una actuación tan decente y llena de explosiones de luz y color como la que ofreció anoche J.Lo consigue salvarnos del tedio y el aburrimiento extremos por una simple razón: la canción es un coñazo enorme y más mala que Josu Ternera. Jenny cielo, el rollito Million Dollar Baby nunca fue sorprendente ni desafiante y nos repele bastante porque hasta la fecha no somos fervientes seguidores de María del Monte. Que a Hilary Swank le diesen el Oscar (algo inaudito, ya que es la primera mujer que consigue dos Oscar haciendo de tortillera de suburbio en las dos películas. Queen Latifah debe de estar revolviéndose en su pocilga) sólo confirma algo que ya todos sabíamos de antemano (y si no que se lo digan a Reese Witherspoon): con cara de lerda y una pizca de tontería, colocas un Oscar en tu estantería. Niquelado.

Sólo rescatamos un instante para la posteridad de la performance de Jen: el HOSTIAZO que se mete en el minuto 3:00 después de subir por las espaldas de sus chulazos acompañantes y creerse Almudena Cid en un intento de triple salto mortal. El resto, más que olvidable, inexistente.

Black Eyed Peas – Meet me halfway/Boom boom pow

¿Es La Veneno? ¿Es Yola Berrocal con una nueva prótesis mamaria? ¿Es Kirstey Alley después de correr un triatlón? ¿O quizá el alto de Los Morancos con una peluca de los chinos? Pues ninguno de ellos. Es un travelo random al que pillaron vendiendo basuco en Sunset Boulevard Fergie, la otrora cantante de Wild Orchid y actualmente la única cara ¿bonita? de los Black Eyed Peas.

Fergie siempre supo que lo suyo eran las medias de rejilla e ir disfrazada de conejita de Playboy. Siempre fue consciente de cuál era su destino en este negocio y anoche en la entrega de los American Music Awards por fin se desnudó ante el mundo (nunca mejor dicho), se paseó por el escenario como quién se pasea por Rodeo Drive con 25 dólares en el bolsillo y se puso a graznar como un urogallo en época de apareamiento. La canción es bastante cuca, así que no entendimos por qué demonios Travelergie se puso a vociferar como si fuese la Callas vendiendo patatas en un mercadillo ambulante. Un HORROR. Siendo francos, el resto de componentes del grupo nos la pela bastante (otro gallo cantaría si Usher o Rafa Mora estuviesen entre sus filas): parecen un chiste de negros, indios y ecuatorianos. Y como los chistes de esa clase, no nos hacen ni la menor gracia. Así que pasaremos bastante de su cara anodina y a otra cosa, butterfly.

Janet Jackson – Control/What have you done for me lately/Miss you much/If/Together again/Make me

JANET IS BACK!! O sea, “back” a la Ruber Internacional una vez más. Si en el vídeo de Make me que publicamos la semana pasada ya advertimos que la imposibilidad que tenía Janet para gesticular era producto del bisturí y la anestesia local, en la actuación de anoche nos quedó claro que Janet regresó a la clínica para que le pinchasen todo el botox que quedaba en los contenedores de basura. Y el del resto de clínicas de la capital madrileña. Y el del resto de clínicas de todo el mundo. Ni el rostro de Tita Cervera brilla tanto como brillaba anoche el careto de Janet mientras las pasaba putas bailando durante ¡7 minutos! cinco de sus más grandes temazos: Control, What have you done for me lately, Miss you much, If y la inolvidable Together again, en la que pasó de cualquier tipo de coreografía y se puso a dar botes como una ravera más un domingo por la mañana. Le faltó el botellín de agua, que Janet ya no está para estos trotes.

También bailó (Janet no canta, para los neófitos en el universo del POP) Make me, pero en ese momento nos fuimos a por un piscolabis, así que no sabemos si se resbaló por el sudor o enfocaron por quincuagésima vez a su hermano Jermaine vestido, como no, de Michael. Llueven millones del cielo, ¿eh Jermie? Por otra parte, no entendimos muy bien de qué iba vestida Janet: ¿de duende verde ayudante de Santa Claus? ¿de higo chumbo? ¿de ensalada César? Janet, un despropósito tu indumentaria. Para la próxima llama a Miss Tina Knowles, ella sí que sabe lo que es ir elegante y de punto en blanco.

Lady Gaga – Bad romance/Speechless

Hay momentos en la vida en los que, apoltronado en tu cama de 2×2 mientras escuchas cualquier canción de Ani DiFranco, tu mente viaja hacia otros lugares más idílicos y sugerentes, diminutos paraísos que arrojan luz, color y, en definitiva, SENSACIONES POP que nos hacen creer que para ser como Madonna sólo necesitamos dos cosas: ilusión y chuparla de puta madre esfuerzo.

Y es entonces cuando abrimos los ojos repentinamente, nos incorporamos en la cama, sacamos el cd de Ani del Hi-Fi (y lo tiramos a la basura) y, para ser sinceras con nosotras mismas, metemos The Fame Monster a tanto volumen que los viandantes se quedan locos de la peineta y llaman al timbre preguntando si pueden subir a menear el coxis con semajantes ritmos celestiales. La disco-party ha comenzado.

Pues bueno, GaGa anoche no se acordó de cuando era un pomelo con 20 kg de más que se echaba tanto eyeliner para que la gente no reparase en ese puerro que tenía (y tiene) como nariz. Se olvidó de la ilusión y el esfuerzo y nos brindó con BAD ROMANCE una actuación bastante un poco pasable. Nos faltó más fuego (el protagonista de la 2ª parte de la performance), echamos de menos más bailarines (¿dónde estaban los chulazos?), no le vimos la cara de loca (marca de la casa. Lady GaGa es a nivel mundial lo que Mónica Naranjo a nivel local: una histriónica que pone cara de “todavía me faltan tres letras para acabar de pagar mi pisito de Fuenlabrada” cuando la canción sube de tonalidad y es hora de pegar chillidos como una cerda el día de Nochebuena), el outfit era HORROROSO, propio de Nomi cuando todavía relamía barras de acero en el Cheetah’s… en fin, que nos temimos lo peor: GaGa se había desinflado. Y en los tiempos que corren o LO DAS TODO encima de un escenario (si es imprescindible que estalle una bomba atómica en el plató…HAZLO) o si te he visto no me acuerdo.

Qué lista es la jodía. Se dijo para sí misma maricones, vais a mojar más los boxers de lycra que cuando visteis Flashdance por vez primera y todas queríais ser la chica con el pelo vaginoforme, tetas aplastadas y mallas más negras que el tizón… y lo cumplió. Cuando Bad Romance llegó a su fin, GaGa sintió que el espíritu de La Negra se apoderaba de ella y, ni corta ni perezosa, se puso a romper los cristales del habitáculo donde le aguardaba su piano de cola como si de un escaparate de Prada se tratase. Y le prendió fuego a la tapa. Y se puso a tocar muy en su recién adquirido papel de Eltona LaJohnna. Y cuando ya el fuego estaba a punto de zozobrar al piano (y a GaGa misma, la pobre tuvo que comedirse a la hora de ponerse laca, si no aquello hubiese parecido Bola de Dragón), va y la muy desvergonzada se pone a romper botellas de Johnny Walker contra el teclado a sabiendas de que más de un cristalito se le iba a meter en la entrepierna, que la tenía abierta como el canal de Suez. Y quedó como una DIOSA. Una vez más, nos dejó con la boca abierta, la baba colgando, las bragas inundadas y las manos en el reproductor de cd’s: cualquier momento del día es idóneo para escuchar The Fame Monster.

Mariah compra en Benetton

Posted in Divas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , on 14 noviembre 2009 by chatarrera

 

“Hola, me llamo Mariah Carey, tengo 40 años y soy oligofrénica”. Sí, es lo que grita este amasijo de secuencias sacadas de cualquier tutorial del Windows ’95 deshilachadas con lo que simula ser un fragmento del FIFA, ese videojuego que aturullaba a los pivones que nos molaban en la fase más hormonal de nuestras vidas y que nos relegaba a una sempiterna tarde de miradas no correspondidas e instintos homicidas a flor de piel. Un puto suplicio.

Pero analicemos con detalle el videoclip. En un principio, parece que Mariah ha decidido volver a su “dorada” época glitteriana. Vemos brillo en sus ojos, vemos resplandores a su alrededor, cada gesto suyo refulge entre la multitud que la vitorea, Mariah se siente querida… y mimada por la vida. Pues sí, ciega de delirante ilusión, es obvio nena. Todo ello a pesar de que está clavada como una estaca en el centro del estadio como si estuviese estreñida y no fuese menester el moverse por si una flatulencia con “regalo” fuera a dar la bienvenida a los presentes. Mariah es una mujer segura. Sabe lo que hace en cada momento. Y por ello decidió recorrerse el mundo muy en su papel de Willy Fogga y seleccionar entre las mejores piezas de cada casa. Ahí va:

 

 

 

0:31 – Mariah quería un ‘boy’ para su vídeo, porque ella es muy de mostrar todo el amalgama de posibilidades humanas que pueblan nuestra sociedad. Ella quería un negro de verga ancha con un pequeñajo super-Global Humanitaria subido a sus hombros y lo obtuvo. Menuda es ella.

 

0:37 – Mariah siempre está a la última de todo y sabe todo lo que acontece en el vasto panorama musical de nuestros días. Por eso fue al último concierto de los Jonas Brothers celebrado en el Palacio de los Deportes y se metió en la buchaca a las cuatro gatas que más mojaron sus bragas. Y se le coló un fan de Mónica Naranjo. Mariah no está en todo, ¿vale?

 

0:41 – A Mariah le gusta mantener el contacto con sus miles de fans y es consciente de que una gran parte de ellos se relacionan amistosamente a través de Gaydar, una red social muy al estilo Facebook, ¡que viene con sorpresa incluída! Pero ella es más de portadas, y si pueden ser con mangueras negros mejor, así que se fijó que en el inicio de dicha página salían curiosamente Usher y Wesley Snipes con un sombrero de cowboy… SÓLO. Y pues decidió que esa estampa merecía ser homenajeada en su vídeo. Ale, a la saca.

 

0:48 – Mientras, Mariah se sintió sobrecogida por la discografía de Enya y ordenó al cámara que quería verse reflejada como una pequeña ninfa del Bosque de las Hadas. Y sí, salió muy ninfa, pero de las que se recorren la calle Montera de arriba a abajo cada día. ESTILO, ELEGANCIA y PORTE.

 

0:55 – Mariah es de las que siguen cualquier serial de tintes médicos porque es de las que salen de fiesta con sus cuatro amigas del barrio y les mete los dedos hasta la campanilla para que vomiten cuando el vodka ya ha cumplido su cometido. SOLIDARIDAD. Y es por ello que cogió a dos extras que salían en el capítulo 15.384.306 de Urgencias y los puso ahí, con su silla de ruedas y la mar de monos los dos. SOLIDARIDAD ESTÉTICA.

 

1:01 – Mariah tiene una amiga que se llama Da Brat. Y es pescadera. Mariah tiene una amiga que tiene una amiga llamada Macy Gray que se dedica al transporte de virutas de madera. Y Mariah tiene una prima que tiene una amiga que se llama Alicia Keys, la cual se dedica a la manufacturación de hueveras. Pues al percal todas.

 

1:17 – A Mari le encanta viajar allende los mares y en uno de sus múltiples viajes tropezó con Estocolmo. Y vio a un niño que vendía kleenex en el primer cruce de Kungsgatan con Sveavägen. Y lo secuestró al más puro estilo Mariah: “que te doy una nube de azúcar, súbete a la limo, que sí corazón…” Y hala, al sobre. Mariah cuando quiere es INDIGNA.

 

1:47 – A mitad camino entre Detroit y Kansas City, Mariah paró en una gasolinera a soltar la pota (muy en su papel de Thelma & Louise) y conoció a Daniel y Lorraine, una pareja encantadora que regentaba dicha gasolinera. Y por dos bocadillos de mortadela con olivas se los cameló y ahí los tenemos como dos puertas acabadas de barnizar. Un lujo.

 

1:54 – Mariah pensó que la comunidad lesbiana no estaba lo suficientemente representada en su videoclip homenaje a al pleistoceno los 80, así que se fue a la comisaría del distrito 2 de Rancho Cucamonga donde le indicaron que Keemeeka era el ejemplar perfecto para lo que ella buscaba. Lo que pasa es que se pasó con el gloss para los labios y la pobre Kee parece que acaba de limpiarle los bajos al maromo del minuto 0:31… Y nada más lejos de la realidad.

 

2:08 – La extra de Urgencias se mete en su papel y aspira al Globo de Oro como mejor interpretación de musical/comedia del año. La chica vale.

 

2:15 – El sauce muy Mª Antonia Iglesias que sale enmedio de estas dos Bella Easo de la vida se pone tontorrona y con la mano en el pecho parece estar cantando cualquier canción de Luz Casal en lugar del tema de Foreigner. DESPISTE.

 

2:30 – Mariah ve a lo lejos un unicornio… y obviamente se arrima al pilón. EMOCIÓN.

 

2:37 – ¡Un kg de arroz cada mes para toda la vida! Qué fácil es hacer feliz a la gente que lo necesita, ¿verdad?

 

2:57 – Mariah está obnubilada: “¿qué es lo que veo? ¿un ejército de marines trajeados dispuestos a dispararme si es preciso? ¡Por fin Dios ha escuchado mis plegarias!”

 

3:00 – FALETE INTERNACIONAL

 

3:08 – El sauce llorón explota mientras su compañera de la derecha cree que es Carnaval y pone cara de insecto-palo. AHORRO.

 

3:15 – Mariah leyó El Quijote hace unos años y siempre se le quedó la espinita clavada de hacer un homenaje como Dios manda al famoso jinete manchego. Así que decidió convertirse en molino de viento… y a rodar (Leona Lewis hizo de especialista en las escenas de alto riesgo… PRESUPUESTO).

 

3:24 – Y como Mariah es conocedora de todas las artes habidas y por haber, retomó su pasión por el CINE, se enfundó sus mallas negras de andar por casa y se puso negra de Doritos mientras veía entusiasmada la colección completa de FLIPPER. Y algo le removió sus adentros. El resto es historia.

 

3:24 – Mariah se duerme… y nosotros también.

 

BUENAS NOCHES

 

GLITTER IS BACK!

La redención de Kanye

Posted in Payasas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , on 21 octubre 2009 by chatarrera

 

L’enfant terrible del rap norteamericano ha vuelto a las andadas. Tras el desafortunado incidente de los MTV VMA que le costó la reprimenda de gran parte de sus colegas estadounidenses (y creemos que una paliza por parte de los sicarios de Queen B también), va y nos saca un vídeo que dura una era glacial en el cual lo podemos ver borracha hasta las trancas, drogada, cachonda, flipada, elocuente consigo misma, asustada, arrodillada, ensangrentada…¡e incluso arrepentida! Pero os preguntaréis…¿y a nosotras qué nos importa este vídeo que es más largo que un día sin pan de este gorila que está de capa caída y que ni se quita la camiseta -o los boxers, ¡o todo a la vez!– para que al menos haya algo interesante que hacer con las manos?

Tenemos la respuesta: UNA MIERDA. Y estamos con vosotras. Pero la muy zorrona de Lady GaGui sigue atrapada tras los volantes que adornaban su último modelito en la portada de Bad Romance, esperando que Belinda Carlisle deje de fregar el suelo del estudio y de preparar los montaditos para después del photoshoot y tenga un poco de compasión por ella y la rescate de ese entresijo de retales de satén (que posiblemente compró a precio de saldo en la mercería Freda…sí, la misma que está en la calle Montera. CLASE.)

Os resumiremos el vídeo tras este paréntesis imprescindible que os hemos ofrecido: Kanye se droga, se emborracha, se cree que llega a zumbarse al primer chochito negro del discopub que encuentra (cuando todo es una ilusión provocada por el colocón de polvo de ángel que lleva encima); luego vomita la cena de los chinos, se queda un momento dubitativa y, finalmente, se apuñala (¡por fin!) para extraer de sus entrañas una especie de gremlin con otoplastia que representa su afamado e insultante EGO. Obviamente, la rata se mata a sí misma como símbolo del fin del egocentrismo que siempre ha caracterizado a Kanye. Así de simple…y así de ridículo. Kanye, déjanos en paz de una vez.

 

Te gustará si… Lars Von Trier lo significa todo para ti.

¡Lisette, paso total del sushi de salmón ahumado!

Posted in Payasas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , on 20 octubre 2009 by chatarrera

Con nuestras facultades mentales a pleno rendimiento (y sin algún porrito de más), nunca nos habríamos detenido a escribir sobre un artista novel como éste que nos importa una mierda, siendo sinceras. Pero como lleva ya siendo #1 en iTunes USA aproximadamente una semana (y seguramente caiga al olvido la semana que viene, pero qué mas da, el pop es así: de usar y tirar) y las noticias de GaGui y ChaQui brillan por su ausencia, de alguien de menos de 40 años que no fuese Christina Aguilera teníamos que hablar. Y pasamos totalmente de hablar de la transformista que cantaba aquello de “estás como un tren, pasa total de lo que esos mendas te digan, tía!“.

Pues bueno, a lo que íbamos. Esta tonadilla titulada Fireflies (Luciérnagas para las que no tengan la ESO) que comienza tan bien con esos sintetizadores tan evocadores y que nos teletransportan a la mejor época del pop mundial (1997), va y al minuto se transforma en la misma canción pop-rock de siempre que tanto aborrecemos oficialmente en este blog. Sí, decepción total, pero no nos extraña que haya sido #1 en la tierra del autostop, ya que en iTunes sólo se pueden escuchar 30 segundos de la canción que coinciden con la parte más electrolíricopop (y, por tanto, la única que nos interesa) del tema. Y si su inusual éxito no se debe a eso, pues nos da igual, lo que cuenta es que os quedéis con esta cancioncilla por si se convierte en un HIT y así espetarles a vuestras amigas más analfabetas que vosotras la descubristeis 2 años antes en `ves como eres una zorra´. Quedaréis como auténticas señoras y a nosotras se nos subirá el ego como la espuma.

Te gustará si… tu vida se limita a pasarte las tardes tocando el bajo con tus amigotes más molones, mientras que en tu interior una vocecilla de lo más impertinente te recuerda que hace 8 6 meses que no echas un polvo.

P.D.: El NERD que sale en el vídeo tocando el piano como si estuviese eligiendo el sushi que se tomará esta noche para cenar con su amiga Lisette se llama Owl City. Pero sabemos que no os interesa.

BlackEyed Peas se leen un libro y se ponen profundos

Posted in Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , , on 13 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Ese libro supongo que ha sido Dune o Willow o algo así muy ochentero porque su nuevo video, Meet me halfway, es un homenaje a ese cine de los 80 que solo le gusta a la gente sin vida sexual (niños y fans de warcraft). En el video los dos negros llevan gafas de sol y están en el desierto, lo cual es una idea terrible para diferenciarlos, el feo es astronauta y Fergie es una especie de puta de las hadas. Por mucho que la pongan a cámara lenta, la que nace puerca lo será hasta la muerte, y esta choni no podría evitar enseñar muslo ni poner labios de “¿te imaginas lo que podría hacer con ellos?” ni aunque estuviera en un belén viviente.

A diferencia de sus otros videoclips, epilépticos e innecesariamente vulgares, Meet me halfwat tiene planos de más de 2 segundos, e incluso parece que quiere contar una historia. Tampoco es que quede clara, de hecho si alguno de nuestros lectores lleva varios meses sin follar y quiere atreverse con una interpretación de experto, os lo agradeceríamos. El caso es que se echan de menos imágenes bizarras y deliciosas, como Fergie repartiendo hostias con su coleta, Fergie recibiendo cachetes en el culo de diversos desconocidos, Fergie tendiendo las bragas para demostrar lo triste que esta… ay, que me entra la nostalgia. Esta vez BEP han decidido recuperar el espíritu Where is the love (¿os acordáis? cómo nos la colaron los cabrones), y seguro que les va extremadamente bien. A ver cómo parodia Alanis este video para que alguien le haga caso.

Meet me halfway es una de las cuatro canciones de The E.N.D. que merecen (mucho) la pena: I gotta feeling, Meet me halfway, Alive y Missing you. El resto del disco es, como diría el filósofo, una puta mierda. Lo cierto es que han arriesgado, cambiando su sonido completamente de un r&b de lo más chusco y vulgar a una electrónica igualmente recargada pero al menos ofreciendo melodías elaboradas, e incluso con un regusto disco (Alive) que resulta irresistible. I gotta feeling y Party all the time tienen por ejemplo un rollo generacional que era impensable en ellos hace un año. Hay que apoyar que una banda tan cutre (y tan fea) como esta se haya esforzado por hacer un disco conceptual o extraer un sonido nuevo que les caracterice, porque a pesar de las fantásticas (y distorsionadas) melodías, The E.N.D. es un disco esencialmente de producción, experimentación y seducción de los sentidos.

Y encima de paso se han pasado SEIS MESES en el #1 de billboard, al ser sustituído Boom boom pow (11 semanas) por I gotta feeling (14 semanas). Meet me halfway ya es #12, y este video preciosista, que grita “somos complejos, nos pasaron cosas en la adolescencia”, conseguirá sin duda que el grupo tenga su tercer #1 consecutivo. BlackEyed Peas están imparables, ¡si hasta I gotta feeling está arrasando en España! (y esta vez solo 3 meses después de en el resto del mundo), claro que en este país no hay nada como una canción que repite la misma melodía todo el rato, y si encima no cambia la letra ya es un HIT asegurado. No nos gustan las cosas complicadas, así que es posible que Meet me halfway nos parezca un experimento ruidista. Lo sentimos, chicos, volved cuando tengáis otra canción de una sola estrofa.