Archivo para Jennifer Lopez

Jenny la tacones se vuelve poligonera

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , , , , on 28 enero 2010 by vescomoeresunazorra

 

La pobre Jlo sigue intentando salir de la miseria con una canción que recuerda mucho al sonido de Barbra Streisand. No, es broma. Por supuesto recuerda a Lady Gaga, como todo lo que se hace hoy en día. La mujer del culo del millón de dólares nunca se ha caracterizado por ser original, aunque si bien uno de sus mejores temas (Waiting for tonight) era una pachangada dance llena de lásers y duchas compartidas, el rollito electro le sienta como a un cura dos pistolas. Mientras ese guilty pleasure tan tontorrón que es Louboutins sera el single para USA, Jenny nos endosa una chorrada pseudotechno a los europeos, porque todo el mundo sabe que seguimos anclados en el eurodance y que Ace of base siguen partiendo la pana.

La canción básicamente tiene dos problemas: Jennifer canta FATAL, algo que es soportable si está disimulado por autotune bases saturadas y coreografías zumbonas, pero en un tema como este ese timbre de voz de cajera de supermercado resulta enormemente molesto. El otro problema es que Lady Gaga es lista, y Jennifer Lopez no. Recuperar el sonido dance de los 90 es todo un acierto si lo haces llevándolo al extremo, dinamitando el pop a golpe de sintetizador y sin temer caer en el exceso más de extrarradio. La tacones tiene mucho (MUCHO) menos talento que Gaga, y por eso Everybody’s girl se queda en la categoría de “basura de rebajas”.

Sigue leyendo

Anuncios

Jenny la tacones hace un video para epilépticos

Posted in Payasas with tags , , , , , , on 23 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

 

La desgraciada de Jennifer Lopez no da pie con bola. Su nuevo video presenta una canción que no va a incluirse en su disco, por mala y por tediosa. Es lo que se llama un buzz single, es decir, una canción que la discográfica filtra haciéndola pasar por ilegal pero que espanta tantísimo a los fans que se apresuran a lanzar otra (Louboutins, igual de mala en este caso).

Lo peor de escribir sobre Jlo es tener que escuchar sus canciones una y otra vez, pero la profesión va por dentro y de hecho hemos aprendido un montón de cosas sobre cómo NO hacer un videoclip si no quieres que parezca que lo has grabado borracho como proyecto de fin de carrera de comunicación audiovisual.

 

– Nunca te pongas una peluca de psicópata si quieres parecer sexy.

– Los primeros planos de una boca no deben protagonizar la mitad del video.

– Un detallito dorado nunca viene mal, pero convertirte en un joyero es hortera y los brazaletes no deben ocupar todo el antebrazo.

– Poner a un rapero feo que diga “ay qué rica” es realmente incómodo.

– Si no eres Sasha Fierce, el leopardo está prohibido.

– Los cuerpos en sombra a contraluz no se llevan desde 1992. Y ya eran horribles entonces.

– Convencer al rapero de que salga en el video a cambio de proporcionarle prostitutas alrededor es un gasto de presupuesto innecesario.

– Las sábanas con manos solo están permitidas en las parodias.

– Arrastrarse por el suelo es bastante cutre, pero si ese suelo es de parqué mereces la muerte.

– No dejes que tu asistenta aparezca en el video, obviará su celulitis y se pondrá unas mallas con el peor estampado de la historia, además de tocarse el chocho creyéndose sensual.

 

Lo más fascinante de todo es que el director es Jonas Åkerlund, el genio que estuvo detrás de Ray of light y Paparazzi. En este rodaje debió dejar la cámara encendida mientras se iba a tomar un cubata, porque no hay nada que justifique semejante estupidez.

Compensemos los 4 minutos que acabamos de perder y que ya nunca recuperaremos:

 

 

 

Mucho mejor.

 

Jennifer López graba la peor canción del año (y la lanza como single)

Posted in Payasas with tags , , , , , , , on 20 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

Escucha Louboutins

 

¡Ya Jenny llegó! La chacha más famosa del mundo vuelve por todo lo bajo con una canción básicamente insoportable. Después de haberse dedicado a acostarse con Marc Anthony (iugh) durante dos años, Jlo pretende recuperar una fama que en realidad nunca mereció, porque solo aguantábamos su voz de caniche gracias a los temazos que le hacían. Y ahora que tenemos a Rihanna, no hay necesidad de mantener a dos mujeres tan inútiles en nuestros iPods.

 

Louboutins empieza bien, con un rollo muy Eye of the tiger, muy de acontecimiento. Pero de repente empieza a decir “Taking back my love” y no para. A partir de ahí todo va en picado. A pesar de ser catchy, la producción no puede ser más cutre, digna de cualquier midi para MS2. El estribillo consiste en repetir de “I’m going on my Louboutins” ocho veces. OCHO. Y se acaba. Probablemente el compositor de la canción (que debe tener 6 años) tenía prisa porque se le estaba quemando el arroz, así que despachó media canción con una frase. Increíble. Suponemos que Jenny debió grabar la canción en 2 minutos.

La actitud de Jennifer, como buena latina sin clase pero con dinero, es de “me has dejado tirada pero tengo unos zapatos carísimos”, y de hecho la foto promocional del single es el colmo de la ostentación de periferia y el lujo mal entendido. Ese es el único mensaje que se saca de la canción (así que no hace falta escucharla hasta el final). Por si todo esto no fuera suficientemente cutre, Jlo se ha creado un álter-ego llamado Lola. [Inciso: Lola es como Marc Anthony llama a Jennifer desde que se conocieron y al final de Valió la pena de hecho él grita “te amo lola”; dicha canción fue grabada cuando Marc estaba casado]. Lola se une a la vergonzosa lista de álter-egos que a las divas tanto les gusta inventarse, con los que se enfrentan por ser completamente opuestos a ellas, pero básicamente utilizan para justificar que están locas. Ejemplos de ello son Sasha FierceBianca y la loca del cobertizo. Jennifer llega a la fiesta dos años tarde, y sus canciones también.

 

No hay esperanza para Jlo. La camarera que dio imagen a hits tan fabulosos como If you had my love, Waiting for tonight o Love don’t cost a thing entre otros (muchos, la verdad) se ha quedado sin hueco en la industria, claro que con ese culo era de esperar. Lo peor es que Louboutins no es la peor canción que Jlo ha lanzado este año. Recapitulando, la tipeja ha perpetrado What is love?, un plagio un robo un sample de All good things (come to an end) de Nelly furtado, Hooked on you, una canción que ni Britney quiso para Blackout, One love, que suena como si Alicia Keys tirara un café encima de la mesa de mezclas mientras graba, y Fresh out of the oven, un mojón que es igual que Obsessed (plagiar es algo maravilloso y necesario, pero no utilices semejante pedazo de mierda, Jennifer).

Descanse en paz. Realmente tampoco es que se merezca más. Algún día mientras friega escaleras recordará que tiene su culo asegurado en un millón de dólares y verá su vida resuelta al dejarse atropellar por un taxi y cobrar la indemnización.

 

Por caridad, recordemos los grandes momentos que Jennifer López ha dado al pop y que sin duda pasarán a la historia del entretenimiento para siempre:

 

 

Ya.

 

Te gustará si… estás sorda como una piedra.