Archivo para Leona Lewis

Leona Lewis ofrece los mejores 16 segundos musicales del año

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , on 29 marzo 2010 by vescomoeresunazorra

 

 

A pesar de nuestro rechazo inicial, hay demasiadas razones para amar a Leona Lewis. Para empezar, es una desgraciada, y el factor pena siempre nos conquista. La pobre tiene tanto control sobre su carrera como Janet Jackson sobre sus hábitos alimenticios, y básicamente canta lo que le van dando. Es muy joven (y muy lerda, no nos engañemos) y canta automáticamente todo lo que Simon Cowell dice. Suponemos que ella se ha tomado muy a pecho las reglas del juego “Simon says” (worst joke ever). Bueno, todo no, porque bien que la mafiosa de Sasha le birló Halo, tema que debería haber sido el single presentación de Echo.

El caso es que Leona lo fue todo con esa canción más grande que la vida que es Bleeding love, y después no ha dado pie con bola. Echo ha fracasado (debido a que como todos sabemos Lady Gaga es la única artista en el mundo) y encima un enajenado le dio una hostia durante una firma de libros. En el fondo apoyamos que alguien hiciera algo en nombre de la literatura para parar aquel sinsentido, pero la pobre Leona no tiene culpa de que millones de personas ardan en deseos por conocer su apasionante vida.

La última de las desgracias de Leona no es tener el pelo indomablemente fosco, sino el robo que sufrió su discográfica. Resulta que Christina Aguilera un hacker se metió en los archivos de Syco Music y robó canciones inéditas de Leona. Casualmente este robo se produjo antes del lanzamiento de Echo y ninguno de sus temas fue filtrado. Un hacker realmente benevolente, de los que ya no quedan. Es curioso como algunos artistas (de segunda) son víctimas de filtraciones continuas y otros (las estrellas de verdad) controlan al máximo las fechas de sus lanzamientos, sin que se les cuele ni un snippet. Con esto, que quede claro, no estamos insinuando que fue el propio equipo de Leona Lewis quienes filtraron los temas para crear cierta expectación en torno al lanzamiento y que alguien hable de ella más allá de Tesco de su barrio.

Todo lo que se filtró son descartes, y ahora aparece Scene of the crime, un tema producido por Timbaland que, cosas de la vida, no está nada mal.

Sigue leyendo

Anuncios

Leona Lewis protagoniza un telefilm de sobremesa

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , on 20 febrero 2010 by vescomoeresunazorra

 

Y como todos los telefilms, nos encanta. El video de I got you tiene drama, intentos de suicidio, infidelidades, incultura y traiciones. En la mejor tradición de Raymond Carver, miles de historias de gente corriente se entrecruzan para llegar a una sola conclusión: el amor mola. Y eso hay que aplaudirlo, porque basta ya de ir de duras y de guarras, tener sentimientos no es hortera, y Leona rebosa amor y ganas de vivir.

Echo languidece poco a poco en las listas de todo el mundo, pero Leona nos está conquistando con estos videos en los que si bien apenas aparece, despiertan nuestro lado más tontorrón y abrazable. Y ese alisado japonés es lo mejor que le ha pasado en toda su vida. He aquí el comentario profundo del día.

Sigue leyendo

Leona Lewis se convierte en Celine Dion

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , , on 10 diciembre 2009 by vescomoeresunazorra

Escucha I see you

 

La canción al completo es igual de aburrida que el avance, pero multiplicado por 4:15 minutos. Para empezar, no hay estribillo, es una canción que nunca empieza, y nosotros somos tan idealistas de esperar trompetas, arpas, lágrimas y una batería que salpica agua con cada golpe. Pero nada, la canción se resuelve con un minimalismo absurdo que bien podría estar cantado por Enya, con esa base de sintetizador navideño.

I see you es unhorror en el que la voz de Leona suena más impersonal que nunca, y que ni siquiera es lo suficientemente hortera como para tener encanto kitsch. Igual un video con mucha sombra de ojos y mucha gasa apaña el conjunto (el efecto humo lo damos por hecho), pero esta canción tenía demasiado potencial trash como para haberse quedado en este mal refrito de lo que compondrían Il divo después de una noche de copas con Björk.

Los coros aborígenes finales son el golpe de gracia para este despropósito al que no le habría venido nada mal un buen coro sinfónico de viena o algún sample de Mike Oldfield o de Nacho Cano para ser tan espantoso que se convirtiera en fabuloso. Una pena. A ver si vuelve Bonnie Tyler para demostrarle a estas panolis cómo se canta para que parezca que te están abriendo en canal en cada nota.

 

Te gustará si… eres familia de Leona Lewis.

 

Literalmente. El mismo compositor, el mismo director, la misma voz. Leona ha grabado la canción de Avatar, una peli de bichos azules con sentimientos humanos (como bien indica la letra de esta canción). James Cameron lleva 12 años sin dirigir, y el pobre debe creer que aún se lleva lo de contratar a una diva para que haga un videoclip delante de un ventilador y con cara de haber visto la peli. Diane Warren por su parte se ha vuelto a apuntar a infojobs, y ya le ha encargado a su sobrina de 6 años que vuelva a escribirle letras. Todo esto no puede dar más pereza, por hortera y por innecesario, pero igual el invierno nos da ganas de rizos y cámara lenta. Aparte de que las canciones tituladas con sujeto+verbo+predicado suelen conquistarnos desde el minuto uno, y si lo repiten sin parar mucho más.

La power ballad está a punto de convertirse en retro, y como Leona está un poco desfasada, se apunta a la moda en pleno 2009. I see you la sitúa en la liga de cantantes como Josh Groban, Andrea Bocelli o Il divo: horrores musicales que viven permanentemente anclados en una gala de Navidad de televisión española. Pero gracias a las cuarentonas de extrarradio todo el mundo este subgénero es uno de los mayores superventas de la industria, y Leona se ha aferrado como a un clavo ardiendo visto el descalabro comercial de Echo (solo un video de Outta my head con fuego, raperos y bolas de discoteca podría salvar la catástrofe).

En realidad es fantástico que las divas sean tan sustituíbles. Y Leona y Celine no son tan distintas. Ambas tienen ese aura de “me acabo de levantar, y yo tampoco sé por qué grito tanto”, aunque al menos Leona no provoca instintos homicidas y tiene el pelo menos quemado. Su sola existencia ya es hortera, pero por mucho que nos duela decirlo tienen temazos que nunca reconoceremos amar con todas nuestras fuerzas. Para grabar I see you, se conoce que Celine estaba demasiado ocupada siendo fea y llamaron a Leona, la nueva acelga del pop. El resultado no puede prometer menos.

My heart will go on era super casposa, pero también más grande que la vida, y acompañaba a una peli que hasta que se puso de moda criticarla nos hizo temblar las piernas con tanto travelling aéreo. Sin embargo Avatar es una peli de ciencia-ficción (los vírgenes de 40 años adictos a las cartas de rol deben estar en éxtasis, pero al resto del mundo le importa una mierda), y encima la producción del single es básicamente un midi en bucle. Es como si no se decidieran por un beat concreto y lo solucionaran metiéndolos todos, para después soltar a Leona  a improvisar una letra de nada-va-a-detenernos-si-estamos-juntos.

De hecho por la voz juraríamos que es Celine la que canta, pero en las fotos del video sale Leona, y si youtube dice algo hay que creérselo, siempre.

Se confirman nuestros temores: Leona Lewis ha hecho un disco bueno

Posted in Divas with tags , , , , , , on 6 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

leona-echo

Escucha Echo

 

¿Qué será lo siguiente, que Rihanna entone dos notas seguidas? La ex-yegua del pop (ahora convertida en un precioso caballito de mar) se ha marcado un disco tan intrascendente como resultón. Muy pop, muy Vonda Shepard. A pesar de haber tenido la coña de cantar una de las mejores canciones de los 2000, todo el mundo criticó que Spirit, su primer disco, fuera una estupidez llena de descartes de Lara Fabian. Pero esta vez Leona ha contratado mejores productores se ha esforzado más y hay que reconocérselo.

 

Tampoco es que Echo vaya a cambiar la historia de la música (Blackout solo hay uno), pero tiene dos cosas a su favor: no hay raperos y Leona es una cantante muy solvente. Quizá solo valga para cantar sintonías de anuncios, quizá su popularidad sea inmerecida, pero su nuevo disco es agradable, no molesta y a la espera de comprobar su nivel de intrascendencia (probablemente alto), es una bonita sorpresa.

Evidentemente hay mucha balada, y luego hay canciones que empiezan lentas pero que transgreden todas las reglas para convertirse en un frenético medio tiempo sin control. Ella tampoco es que se inmute, todo lo canta igual. Al final te quedas con las sensación de que has oído una canción muy muy larga, mención especial para la maravillosa estructura noventera que recupera una y otra vez: primera estrofa a piano, pre-estribillo con batería suave, estribillo a todo tren. ¿Para qué andarse con experimentos cuando puedes ser igual que Mariah Carey? (hablamos de cuando nos tenía a todos engañados con aquellos jerseys de cuello vuelto). Tampoco es que suene desfasado, para que os hagáis una idea imaginad el disco que grabaría Beyoncé si estuviera dormida.

Conclusión: una vez consigamos distinguir las canciones hagamos una selección, quedará un medio disco bien apañado. Enhorabuena Leona.

 

Si este artículo no os ha convencido (lo sentimos, tampoco es que el disco sea el colmo de las pasiones desbordadas), id directamente a por Outta my head (otra que tampoco sabe escribir, ¡pero ella es blanca y británica!). Se trata  del ÚNICO uptempo del disco y probablemente es el mejor tema. Tiene mucho sintetizador mecánico, ese aparatito que Daft Punk recuperó hace 6 años y con el que Leona debe estar flipando, y el estribillo enorgullecería a la representate de Letonia en Eurovisión 2001 (es una forma de hablar, no sabemos quién es). Vale que Leona no vale como estrella pachanguera, pero entre tantas baterías buenrolleras un poco de pastis y buenri vienen de perlas.

Si no queréis correr el riesgo de amarla y preferís regodearos en odio, escuchad Stop crying your heart out. Ya, ya sabemos que el título es demasiado complejo para ella, es que la canción es de Oasis. Como a nosotros no nos gusta la gente que no se lava el pelo (aparte de Madonna en Ray of light), pasamos total de los Gallagher y asumimos la cancioncita como si fuera de Leona. De hecho es IGUAL que su cover de Run de Snow Patrol, y el autoplagio es un must.

Además, ella no tiene entrecejo y ha metido un coro gospel. No hay color.

 

Te gustará si… te bajaste el disco de Beyoncé y borraste todas las canciones menos Halo.

HORROR: Al final nos acabará gustando Leona Lewis

Posted in Divas with tags , , , , , , , , on 19 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

pony

Escucha I got you

 

Si ayer fuimos testigos de la transformación de la yegua del pop en un hermoso unicornio, hoy se fitra otro de los temas que formarán parte de Echo, su nuevo disco. I got you es una feel good song, y si no estáis enamorados es posible que os queráis morir tras escucharla. Si The Corrs lo son todo para vosotros, I got you será vuestra canción del año. Si sois lesbianas ya tenéis banda sonora para escuchar con esa chica que conocisteis la semana pasada y con la que ya os habéis instalado. Una canción de lealtad, amor sin condiciones y demás cosas que en realidad no existen.

I got you es esos temas que solo se deben escuchar en un coche descapotable, levantando los brazos y sonriendo hacia el cielo. Opcionalmente puedes bajarte del coche en un momento dado y corretear por un campo de centeno y/o columpiarte en una cuerda colgada de un árbol mientras observas a un niño negro darle la mano a uno blanco. Si tienes pecas todo el conjunto ganará enteros. Es posible además que hacia el final de la canción empiece a llover, pero tú sonríe igualmente, encantada de mojarte.

No en vano I got you plagia recuerda a la banda sonora de Dawson crece, y la instrumentación tiene en el clásico punteo de guitarra en el cual Natalie Imbruglia basó toda su carrera.

 

Pero lo grande del tema es que es puramente pop, género en el que Leona parecer querer mantenerse a toda costa. Bien por ella. Así que enfundémonos en nuestras camisas de cuadros y hagamos auto-stop seguros de conocer al amor de nuestras vidas (y no a un violador reincidente).

Cualquier canción que utilice sintetizadores cuerdas en su subidón final significa puro amor, puro mirar a la persona que tenemos al lado aunque no la conozcamos de nada, significa sentirnos felices aunque seamos unos desgraciados.

Y eso, al fin y al cabo, es la música pop.

 

Te gustará si… crees que A thousand miles de Vanessa Carlton merece algún tipo de premio Nobel.

 

 

P.D: Si este artículo te ha dado ganas de vomitar has de saber que:

a) no tienes sentimientos

b) mañana se filtra lo nuevo de Lady Gaga, y el martes el single de Rihanna, así que vete poniendo los tacones.

Leona Lewis se hace pasar por mejicana en su nuevo video

Posted in Divas with tags , , , , , , , , on 17 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

 

¿Quién iba a esperar un video complejo de un cantante con tanta cara de acelga? Pues el argumento de Happy es hasta difícil de seguir. La historia guarda paralelismos con Dirty Dancing 2 (no digáis que no la habéis visto, porque no nos lo creemos), llena de gente cubana y por lo tanto pobre. El físico de Leona es super versátil, y para meterse en su papel, se hace una coleta alta y se pasa una semana sin lavarse el pelo. Sin duda ha dado con la clave.

 

Leona sale re-linda en su nuevo vidéo, o quizá simplemente nos da pena porque el otro día un tipo (probablemente Kanye West) le dio un bofetón en medio de su firma de libros. Nosotros también estamos en contra de esa autobiografía tan absurda, pero nunca la habríamos agredido. Como mucho habríamos chasqueado los dedos con cara de desaprobación. Pero el caso es que la nueva diva latina se enamora de un chulazo que evidentemente es gay y que al verla pierde el control sobre sus propios pezones (minuto 1:15). Y sabemos que es amor porque el amigo lleva un reloj de oro que denota que es el médico del pueblo, pero a pesar de eso ella va a por el otro sin dudar (claro que este tiene un polo de lacoste, lo que significa que es el abogado).

Como son pobres, se resguadan de la lluvia en el único tejado que hay en todo el poblado, y ahí surge el amor. Pero ah, infortunios de la vida, a Leona le rompen el corazón y el chaval se casa con Rosalinda, la hija del alcalde, por lo que Leona para lamentarse se pone su vestido de los domingos y se va a cantar al lado de un lago, ¿no es ese el sueño de vuestra vida también?

Para jugar con el suspense y el final sorpresa, Leona va vestida de novia a la boda de otra. ¿Se puede ser más patética? Suponemos que esperaba que Oswaldo se diera cuenta del error que cometió aquella noche en La rosa negra y se vaya corriendo con ella a que le hagan la prueba del pañuelo. Pero no, Leona tiene que aguantarse y aguantar el tipo con ese tocado que seguramente le robó a una gringa durante su luna de miel.

 

La canción está fracasando en todo el mundo, pero el video es una monada. Si al final nos acaba gustando Leona Lewis es porque algo anda mal. ¿Pensáis que hemos sido demasiado benevolentes? Venga va, aquí va un clásico del blog que seguro estabais esperando.

bride-with-horse-2-feb08

Siempre dama de honor, nunca la novia.

Leona Lewis está loca de contenta

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , , , , on 11 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

leona lewis 2

Escucha Happy

 

Leona vueve feliz y descoyuntada para revalidar el trono de “zorra que tiene los temazos por los que Mariah Carey mataría”, pero se equivoca al recurrir de nuevo a la pesada de Ryan Tedder. El lider de One republic (esa banda que se cree indie pero que se dejó violar por Timbaland para sonar en algún sitio que no sea Radio 3) tiene la poca vergüenza de volver a colarnos la misma canción. Y van cuatro. Happy samplea el beat de Halo, la única canción Tedder que realmente lo ha crujido demostrando que Beyoncé es más lista que todas estas iletradas juntas.

Pero lo que es aún peor es que Ryan no solo se plagia a sí mismo sino que fusila uno de los temazos de la historia del pop, Nothing compares to you de Sinead O’Connor. Prince debe estar que trina con el asunto, y suponemos que ha dejado de depilarse las cejas del disgusto. Ya, ya lo sabemos, nosotros tampoco sabíamos quién era Prince, pero buscando en wikipedia nos hemos enterado que se trata de una mujer que lo fue todo en los 80 y que se parece mucho a Rihanna. La diferencia es que el único que dio de hostias a Prince fue su propio ego, y ahora malvive de los royalties que recibe de M80.

 

Volviendo a la yegua del r&b, Happy resulta decepcionante por ser poco original, pero si nos rendimos ante la grandiosidad de Oops I did it again a pesar de tener un título tan ridículo y de ser igual que Baby one more time, sería cínico despreciar esta baladita sin pretensiones con la que Leona arrasará en todos los realities musicales de Europa. Este tema de superación personal puede llegar a enganchar y somos muy conscientes de nuestra debilidad. Al fin y al cabo Leona es un poco esa amiga pesada con la que nunca quedamos pero a veces damos coba en el msn para enterarnos de sus miserias. Nunca será nadie, pero no hay que juzgar a la gente por escucharla.

Además, dentro de su tedio la canción está bien resuelta, y repite mucho la palabra Happy, que es la única forma de llegar a un buen clímax (algo que debería aprender a hacer Whitney). Es de esperar que su nuevo disco Echo (de nuevo repite el nombre de un célebre animal, después de Spirit), tenga menos fillers que su primer trabajo, aunque con muchachas tan tontas uno nunca sabe qué esperar.

Al fin y al cabo lo que cantan todas estas perdedoras son siempre descartes de Beyoncé.

 

Te gustará si… te acaba de dejar tu novio porque has engordado demasiado.