Archivo para Madonna

En busca de la mejor canción de Madonna

Posted in Divas with tags , , , , , , , , on 19 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Madonna no está en su mejor momento. Aunque se niegue a abdicar, Lady Gaga está a punto de arrancarle a hostias el cetro de Reina del Pop. De repente hasta parece guay atacarla, pero no debemos olvidar que la de Madonna es una de las carreras más espectaculares de la industria de la música (recordad: Hard Candy no existió). No vamos a decir nada que no esté más que manido (prohibido decir la palabra “reinvención”), simplemente haremos un repaso por las mejores canciones de Maddie hasta elegir solo una, por muy difícil que resulte. La decisión no ha sido fácil, y la votación ha estado llena de tirones de pelo hostias como panes. Pero nos gustan los retos, y nos gusta vivir al límite. Y nos gusta Madonna.

Al empezar la selección, había una serie de absolutos ICONOS que simplemente no se podían quedar fuera. Enseguida hemos llegado a 10, lo cual dice mucho de la mastodónica dimensión de la obra de Madonna. Dado que lo que hace eterna a una canción es su éxito (pop viene de popular), avisamos que no hay caras b, ni descartes, ni reprises de Evita. Se trata de 10 temazos mundialmente conocidos de los cuales adjuntamos link aunque sabemos que os conocéis hasta el último gemido, pero es necesario volver a hacer justicia a la prostituta más famosa del mundo. Y de paso, os marcáis un guateque por todo lo alto, como hemos hecho nosotros mientras lo escribíamos.

 

Que empiece a correr el ron.

 

Like a virgin. Esta canción introdujo el concepto de ironía en el mundo del pop: la única forma de saber si estás enamorada es si se te regenera la virginidad. Y todo esto cantado por una muchacha con permanente aspecto de recién violada. ¿Puede haber algo más romántico? Madonna en su momento fue incomprendida y nadie supo ver su sensibilidad, pero Like a virgin sigue muy viva en nuestros corazones y en nuestras caderas. A pesar de ser vocalmente vergonzosa, el ritmo y la filosofía siguen estando vigentes hoy en día. Porque todos nos hemos sentido alguna vez “shiny and new” como un coche nuevo que ya está que arde, y esta canción nos ha dado una mala excusa para bailar como strippers. Eternamente agradecidos.

 

Vogue. Y hablando de bailar, Vogue resume TODO lo que serían los 90: frivolidad, mitomanía, chasquido de dedos, hombres que bailan como mujeres y pose, mucha pose. Esta canción es el tipo de acontecimiento musical que Lady Gaga quizá nunca grabe, al condensar susurros, gemidos, onomatopeyas, órdenes (la canción está toda escrita en imperativo) y una coreografía atemporal. Puede que nadie se la sepa del todo, pero Vogue ha sido la razón esencial por la que los mariquitas de todo el mundo van a la discoteca con abanicos.

 

Material girl. Madonna reniega de esta canción, lo cual demuestra que es estúpida. Según ella (y no nos sorprendería nada que estas declaraciones fueran de la etapa Ray of light) Material girl fue escrita desde un punto de vista irónico… y la gente se la tomó en serio. Tanto que empezaron a llamarla así, lo cual a ella por supuesto la indigna mucho y por eso se cambió el sobrenombre por “Ambición rubia”, que es mucho más profundo. Pero Material girl va más allá de la propia Madonna, por el ritmo, por los grititos, por la voz de lolita guarrona (cuando estaba a punto de cumplir 30) y por el hecho de que cuando parece que la canción va a acabar, te sorprende con un epílogo que podría durar horas (desgraciadamente no es así). Materia-al!

 

Secret. Elección controvertida (la clara candidata era Ray of light, para que nos vamos a engañar), porque de esta canción no se acuerda nadie excepto Marta Sánchez. Madonna descubrió el wonderbra y se volvió loca (al menos de este modo se puso sujetador), haciendo el ridículo de flirtear con el r&b porque en aquel momento Janet era Dios. El problema es que Maddie es como el amigo gracioso de todas las pandillas, si se pone seria todo el mundo pasa de ella. No obstante, Secret es una gran canción con muchos matices, que intenta contar una historia e incluso sonar old-school. Este rollo tan melancólico es inédito en Madonna, y de hecho ella está como un pulpo en un garaje, pero como siempre supo esclavizar a los mejores músicos del momento para que le hicieran lo que ella quería (probablemente dentro y fuera del estudio). El resultado es un disco espantoso con un fantástico single presentación. Muy bien Madonna, pero no vuelvas a hacerlo más.

 

Deeper & deeper. Hay una fina línea entre ser sensual y dar asco. Madonna se meó en esa línea durante su etapa Erotica. Puede que los dientes de oro sean lo más entre la comunidad gitana, pero si eres una super-estrella no puedes parecer un delincuente juvenil. Madonna perdió un poco el norte, y se puso a cantar sobre los consejos que le dieron sus padres en un video en el que se restriega con mogollón de gente. Eso no es ser una zorra, es estar enferma. Lo que pasa es que la base de la canción es demasiado alucinante y hace una autorreferencia a Vogue. Somos todo tuyos, Madonna.

 

Like a prayer. GOSPEL. DRAMA. TETAS. Like a prayer resume todo por lo que deseamos que Madonna sea nuestra madre. A pesar de parecer compuesta por José Mª Cano, esta canción redefine el concepto de subidón, de manos al cielo y de cantar con cara de pena en una discoteca atestada de tíos sin camiseta. Todos nos quedamos rubios cuando vimos el video de pequeños, pero mezclar a un chulazo con un camisón de satén y con el Ku-Kux-Klan merece la mayor de las ovaciones. Grande.

 

Frozen. Esta canción es un poco coñazo, no nos engañemos, pero fue TAN grande que Madonna tuviera la poca vergüenza de volver hecha una mística que hay que rendirse ante ella. Cuando parecía estar acabada, descubrió a un DJ malviviendo en un garito indie y cumplió todos sus sueños. La producción, en su momento realmente innovadora, está llena de detalles, muy elaborada y muy elegante. Incluso Madonna aprendió a cantar tras Evita (para luego volver a olvidarlo). Una pena que acabara tarifando con William Orbitt, pero al menos Ray of light seguirá siendo legendario, como el disco más conceptual, adulto y ambicioso de la carrera de Madonna. Y uno de los mejores de los 90. En ese momento comprendimos que ella nunca estaría acabada, porque sus fans tragarían con todo. Las velas de incienso y los tatuajes de henna de la Bravo se convirtieron en nuestra ley, y hoy en día aún nos ponemos Skin cuando creemos que somos demasiado complejos para que alguien nos entienda.

 

Holiday. Por aquel entonces Madonna y Cyndi Lauper eran las dueñas del cotarro (¿no habría sido maravilloso vivir en esa época?) y competían en ver cuál de las dos llevaba más complementos. El video tiene el mismo concepto que Single ladies, pero es más rollo clase de aerobic de extrarradio, más sin pies ni cabeza y más anarquía. La canción es demasiado buenrollera para no incluirla y Madonna se acostó con Narada Michael Walden para que se la produjera. LEYENDA.

 

Hung up. Esta canción es ciertamente vulgarzota y acabamos hasta el chirri de ella, pero sirvió para probar una serie de reglas incorrompibles: 1. Madonna se abre de piernas sin levantar una ceja. 2. Ella consigue absolutamente todo lo que quiere (ABBA se negaba a darle el sample de Gimme gimme gimme, pero ella sabía que sin él la canción no valía ni para el catálogo de Vale Music). 3. Aunque estés bailando sola SIEMPRE debes llevar tacones. 4. Los japoneses no son aburridos, es que nadie les pone la música adecuada. 5. Si no tienes tiempo para limpiar el espejo, no pasa nada, tú sigue bailando. 6. Las negras de Londres son igual de chonis que las de Nueva York. 7. Si acabas el videoclip en una discoteca, la felicidad está asegurada. 8. Ningún gay del mundo soportará que sus amigos se sepan mejor una coreografía que él mismo, aunque para superarles tenga que dejar la carrera y pasarse el día ensayando. 9. Si al final te caes rendida por el peso de la edad, pon cara sensual y finge que no ha pasado nada.

 

La isla bonita. La que probablemente sea la peor letra de todos los tiempos ha conseguido hacerse un huequito en nuestros iPods. La isla bonita tiene un rollo tan entrañable, tan casposo y tan sacrílego que hay que amarla. Se supone que hay más palabras en español aparte de “la isla bonita”, pero a ver quién es el listo que las entiende. En el video Madonna se enamora de un gitano, que se supone que es San Pedro (!) y luego se viste de flamenca, porque ella creía que todo el mundo en España iba vestido así (declaraciones reales de 1996). Pues no, Madonna. Y te sorprendería saber que también tenemos carreteras asfaltadas. El caso es que esta canción nos permite poner en práctica los pasos de flamenco que hemos ido aprendiendo en las bodas de nuestras primas. Una vez más, te lo debemos todo.

 

Después de muchas caipirinhas deliberaciones, hemos llegado a la conclusión de que por sonido, por icono, por elegancia, por absurdez y por tetas en cono la mejor canción de Madonna (y por tanto de la historia del pop) es:

 

 

VOGUE

Strike a pose

 

(y vota en la encuesta)

 

Anuncios

Madonna a la puta calle

Posted in Divas with tags , , , , , , , on 21 octubre 2009 by chatarrera

madonna-nomakeup

La Reina Madre del Pop vive uno de los peores momentos EVER de su larga y fructífera vida. Y es que se enfrenta a una denuncia por contaminación acústica (sí, ese tipo de denuncias que una empieza a presentar cuando los pelos del coño poco a poco van emprendiendo el exilio ad eternum y vive con 16 gatos en un austero apartamento de 60 m2 amueblado con estanterías repletas de películas en VHS como `Tomates Verdes Fritos´o `La fuerza del cariño´. Triste, ¿verdad? Pues abrid la puerta de vuestro acomodado pisito de Chueca, salid al rellano y llamad a la puerta de enfrente. Nada más lejos de la realidad) impuesta por una señora llamada Karen George (no entendemos cómo sigue existiendo gente en el mundo que se llame Karen. Es como llamarse Ruth, algo totalmente DON’T e INVIABLE con la vida) que cumple con todos los estereotipos expuestos anteriormente, exceptuando la clase de vivienda, puesto que esta mujerzuela cojonera habita en un precioso loft con vistas a Central Park, un piso más arriba del apartamento de Madge.

Pues bien, la gravedad de la situación reside en el hecho de que la primera mujer madre de un tití brasileño (¿pura coincidencia?) podría ser desahuciada de su casa neoyorquina. La verdad es que no entendemos a Karen: asegura que tiene que soportar una media de 2-3 horas diarias de música a todo volumen (esperamos que entre las tonadillas se encuentre Physical Attraction, HIT donde los haya) y que no es la primera vez que muestra su queja, ya que la primera denuncia la presentó hace un año. Una mujer tenaz, Miss George. Y parece ser que imbécil también. No llegamos a comprender por qué mujeres como Karen, en lugar de unirse a la discoparty madonnil y pillar cacho entre los mozalbetes (de buen ver, está claro, la Ciccone no se anda con tonterías) presentes en el guateque, o por otro lado ponerse de vodka esnifado hasta las orejas y reírse a costa de GaGui y su trastorno `borderline´ (o de Mariah, es el comodín perfecto para una noche de risas), prefieren vivir el resto de su existencia junto a Jorge Javier Vázquez y su fauna vespertinonocturna, de la que somos fans, pero no parientes.

Queda claro que nos posicionamos a favor de Madge. Sólo por esto quedamos justificados.

Madonna hace un cover de Britney

Posted in Divas with tags , , , , , , , on 29 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

MTV AWARDS

Escucha Revolver

 

Bueno, no exactamente, pero realmente cuesta caer en la cuenta de que Revolver es una canción diferente a Radar. Hoy en día todas las canciones suenan a otras, pero en este caso realmente se trata de la misma canción, la misma voz y la misma distorsión (de cara a que no se note lo mal que canta la rubia de turno). Radar ya recordaba a Toxic (las auto-referencias en el mundo del pop son de lo más complejas), pero Revolver es abiertamente un plagio. Supongo que está producida por el mismo equipo, porque si no la demanda está asegurada. Claro que visto así, estaríamos ante uno de los momentos cumbre del pop: la reina y la princesa frente a frente, dejándose de besitos y dándose de hostias, que es lo que tienen que hacer. Sería como estar en el cielo.

Por desgracia eso no va a suceder, primero porque Madonna como bien sabe todo el mundo siempre hace (y plagia) lo que le sale del coño, y segundo porque Britney no se entera de nada (es posible que hasta desconozca que tiene hijos). Revolver es el inédito que incluye el disco de grandes éxitos de Madonna, junto con Celebration (canción que ya hemos olvidado), y se titula como una peli de Guy Ritchie… lo cual alimenta mi teoría de que es un descarte de aquella banda sonora. Guy debió quedar tan horrorizado al oírla (como todo el mundo) que llamó a sus abogados para redactar los papeles de divorcio cuanto antes. La venganza de Madonna fue lanzar este single 4 años después, de cara a ser #1 en todo el mundo Fuenlabrada.

Y es que Hard Candy ya era espantoso, pero aun así Revolver consigue ser la peor canción de Madonna en 20 años. Y encima cuando parece que no puede ir a peor empieza a ladrar el rapero Lil Wayne, uno de los seres humanos más feos del planeta. Todo es desagradable en esta canción.

Dentro de una hora se filtrará el nuevo single de Britney, y probablemente una vez más la stripper de carretera le dará una lección a la madame de burdel de hasta dónde puede llegar el pop si tienes talento te produce Max Martin.

 

Te gustará si… te han depilado las cejas en pico y le has acabado pillando el punto.

Madonna sigue estando muy buena

Posted in Chulazos with tags , , , , , , , , , , , , on 1 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

madonna

Ver video de Celebration

 

Después de cientos de teasers (que resultaron ser mejores que el propio video), por fin se ha lanzado el video de Celebration, que nada tiene que ver con la fotografía pues utiliza fondos blancos y negros. No tiene ningún sentido, porque los fondos coloridos splash no solo eran lo más, sino que encajaban perfectamente con el estilo del artwork del álbum.

El video está dirigido por el modernuchi de moda: Jonas Akerlund, director de iconos pop como Ray of light, Music, My favourite game de Cardigans, Beautiful de Christina Aguilera, o el video del año, Paparazzi de Lady Gaga (un espectacular cortometraje de visión OBLIGADA). Con estas referencias, Celebration es cuanto menos decepcionante. Básicamente es una sucesión de movimientos espasmódicos de gente con peinados raros y con gafas de sol que aún no han sido diagnosticados con epilepsia por alguna neglicencia médica. Probablemente sean planos descartes del video de Hung up.

 

El video está lleno de chulazos (su hijo Jesús Luz incluido, en una intervención llena de profundidad y complejidad en la que tarda 10 segundos en quitarse la camiseta), Madonna esta vez ni lo intenta con el público hetero. Hay cámara rápida, hay cámara lenta, y hay Madonna tocándose el chocho… porque hay cosas que nunca cambian y no tienen por qué.

Mañana está previsto que se lance el video-fan, que se rodó con fans de Milán y Barcelona. Imaginamos que el concepto será el mismo, pero en lugar de Dolce & Gabbana habrá mucho H&M, zapatillas victoria, shorts de cuadros, flequillos alisadísimos y wayfarers de imitación. Podéis ir a vomitar antes de seguir leyendo.

 

Madonna demuestra que está muy buena, que es muy flexible (que es por lo único que destaca últimamente) y que no dejará de mover la pelvis hasta el mismo día de su muerte: innovación cero, aunque a veces se apoya en la pared en plan “ay qué fatigada estoy, Concha”, lo cual es inédito. La canción además está remezclada, como buen himno bakalao tendrá tantos remixes que nadie sabrá cuál es la original (ni quién la canta). La peluca es un poco Barbra Streisand, y el vestido suponemos que es un homenaje al legendario gorro que lució Aretha Franklin en la investidura de Barak Obama. Por otra parte, hay algo definitivamente Gaga en el estampado de tachuelas.

Dios nos libre de pensar que Madonna está copiando a nadie, pero sí es cierto que desde el monumental fenómeno Confessions Maddie está cansada de ser tendencia (o mejor dicho, de untar de pasta a productores europeos para que los americanos flipen), así que se ha limitado a seguirla. Quizá este sea el fin de la Madonna innovadora, pero por supuesto no podemos infravalorar a la última super-estrella que nos queda, tenemos que cuidarla y hacer la vista gorda ante sus mediocridades.

Y visto lo visto, esta zorra va a ser la que más dure de todas.

Celebration: Madonna vuelve al bakalao

Posted in Divas with tags , , , , , , , , on 30 julio 2009 by vescomoeresunazorra

madonna

Escucha Celebration

 

De donde nunca debió salir, la verdad. Celebration, el single inédito de su nuevo grandes éxitos, va a lo seguro: beat machacón, base digna de la fiesta de las palomas de radikal, afinación sospechosa y letra intrascendente. El resultado, uno de sus singles de efecto más inmediato (y de vida más corta, suponemos).

 

Esta canción lo tiene todo para triunfar (exclusivamente en Europa) y ser la nueva excusa para que los gays de todo el mundo Madrid capital desempolven sus mochilas de cordones y luchen encarnizadmente por imitar la coreografía (que la habrá) para a continuación quitarse la camiseta y bailar el climax final con una actitud de “no hago todo esto para que me miren”.

Madonna sabe muy bien lo que queremos de ella, y también ha conocido lo volubles que somos: si no nos das lo que queremos (excusas para levantar los brazos y saltar) nos iremos con la primera mamarracha que aparezca (vease Lady Gaga) por fea que sea. Sus intentos por conquistar el mercado r&b (una decisión simplemente absurda, como si no estuviera saturado de prostitutas ya) fracasaron estrepitosamente, y como buena mariliendres, Madonna vuelve ARRASTRÁNDOSE ante los únicos que siempre la han querido pase lo que pase.

 

El puente tiene un parte hablada, muy 1988, que recurre al típico “¿nos hemos visto antes? me resultas familiar” que sinceramente en boca de una mujer de 50 años da un poco de vergüenza ajena. Es imposible que lleve utilizando la misma fórmula para ligar durante los últimos 30 años, además, igual el que te ha visto antes es él a ti, teniendo en cuenta que sales todos los días en la tele, payasa. ¿Y por qué está tan segura de que el chico quiere bailar con ella? Probablemente se trate de uno de los bailarines de la gira. El monólogo incluye una risita, que obviamente pertenece a otra mujer, porque todos sabemos que Madonna es incapaz de reir.

Musicalmente Celebration es completamente irrelevante, y dentro de 5 años y tres reinveciones nadie la recordará. Pero durante los próximos dos meses sin duda lo será TODO en las pistas de baile. De este modo Madonna nos propone fingir que Hard Candy nunca existió, y nosotros, que apenas recordamos quién es nuestra madre, nos abrazamos ciegamente a este hit que recupera el espíritu de las cantaditas, solo que esta vez no corremos el riesgo de que nos den de hostias a la salida de la discoteca.

Gracias, Maddie.

 

Te gustará si… ya estás pensando en qué ponerte esta noche, no porque sea jueves, sino porque te la suda el día que sea.