Archivo para Mariah Carey

En busca de la mejor canción de Mariah Carey

Posted in Divas with tags , , , , , , , , on 19 marzo 2010 by vescomoeresunazorra

Ahora que Mariah vuelve a ser famosa por dejarse crecer el bigote en Precious y recoger premios embriagada por la emoción, no está de más hacer acopio de sus temazos, porque los tiene, y a montones. La autodenominada cantautora (cuando está claro que su aportación se reduce a grabarse una y otra vez para no necesitar coristas) nos ha acompañado en momentos clave de nuestras vidas: el primer amor, la primera borrachera (y la última), la primera depilación de entrecejo, la primera prenda tres tallas menor…

Todos sentimos a Mariah un poco amiga, y celebramos su excentricidad porque ella es sin duda una de las artistas más completas del mundo del pop: canta(ba) bien, da noticias, bebe vino en lugar de agua, está loca de atar y solo viene a España para enrollarse con algún maromo en Marbella. Le perdonamos que tenga la misma presencia escénica que una escoba y que sus fans estén aún más locos que ella, justificando el playback como un nuevo modo de vida.

Y si lo perdonamos es porque tiene demasiadas canciones buenas. Obviando su último disco (bastante decente, más en intenciones que en resultados, pero sin canciones realmente destacabales) y su insoportable tendencia a incluir a Jermaine Dupree ladrando en la mitad de sus temas, dispongámonos a elegir uno solo de entre todos sus hits.

Sigue leyendo

Anuncios

Mariah Carey vuelve a ser guay

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , , , , on 3 febrero 2010 by vescomoeresunazorra

 

El mundo del pop vive en permanente estado de coma etílico desde que Mariah ha dejado de actuar como una demente en sus videos y volver a ser la payasa adorable en la que las circunstancias (y el calimocho) la han convertido. Un proyecto tan atractivo como Memoirs of an imperfect angel no merece morir como si de un descarte de Charmbracelet se tratara, así que ella esá dispuesta a todo con tal de que alguien compre su disco, a ser posible legalmente.

Consciente de que su sola presencia ya no basta para mover a las masas (a menos que esté borracha), Mariah se ha aferrado a un montón de estrellas actuales que le ayuden a sonar en la radio como si estuviéramos en 1996. Visto lo visto, está claro que ella no ha madurado desde entonces, pero si amamos a Mariah no es por ser una artista conceptual, sino por tener un talento infito para hacer el panoli vestida como una prostituta barbie. Ambos videos están dirigidos por su marido (Mariah es de las que cuando se enamora lo da TODO, como las folclóricas), y nos han devuelto la fe en una Mariah cada vez más consciente de que su verdadero potencial está en el mundo de la comedia. Eso sí, que no falten las mariposas.

Sigue leyendo

All we want for Christmas is Mariah

Posted in Divas with tags , , , , , , , on 24 diciembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Hacer sentencias es un arma de doble filo que acaba pasando factura (como las rinoplastias) , pero también mola mogollón. Así que aquí va una: All I want for christmas is you es la-mejor-canción-de-navidad-del-mundo-entero. Puede que afirmemos esto borrachos cegados por las lucecitas y los espumillones dorados, pero esta canción es demasiado buena como para no amarla. Tiene subidón, campanitas y un mensaje muy claro: pasamos total del cochinillo y las panderetas, lo que queremos es un hombre con un lazo en la cabeza y que de paso monte el árbol mientras vemos la tele. Todos tenemos una pequeña Mariah Carey dentro de nosotros luchando con uñas (postizas) y dientes por salir y es en navidad cuando damos rienda suelta a la Mariah way of life y a esa dieta de champán y ginebra.

La canción pertenece a una etapa en la que Mariah Carey llevaba ropa de su talla y no se ponía bikini hasta para ir a la iglesia. Aquí la vemos bien abrigadita y remolona fingiendo poner el árbol de navidad (cuando en realidad lo que hace es sostener la misma bola todo el rato), como si no supiéramos que la decoración se la hace su asistenta paraguaya. Seguro que Santa Claus aún no ha superado que Mariah le visitara en esa etapa y no ahora, cuando iría vestida con unos tacones y un trikini con lucecitas.

También podemos disfrutar a la Mariah más casera, que en vez de enseñarnos su habitación de hello kitty (no nos lo estamos inventando) juguetea alrededor del árbol celebrando que era la primera vez que Tommy Mottola le dejaba descorrer las cortinas. La pobre Mariah tiene la casa llena de animales, que está claro que eran sus únicos amigos (claro que si actualmente sus amigos son Da brat y Lil Wayne no es que haya cambiado mucho su círculo social), y seguro que hablaba con ellos como las princesas Disney, manteniendo conversaciones de lo más complejas acerca huir de su castillo y de la filosofía centroeuropea.

Lo que no tiene mucho sentido (es de Mariah de quien estamos hablando al fin y al cabo) es que el video sea a cámara lenta, y que Mariah no cante en ningún momento. La canción va a tope y ella solo se dedica a hacer el moñas y sacar más y más animales de las cajas (y menos mal, porque debían estar asfixiándose). Al final se monta en un trineo motorizado con el que está claro que quiere huir sin mirar atrás. Ella tiene pinta de decirle al conductor “arranca, métele cera y sácame de aquí!”. Quizá hasta se le nota un poco triste, en plan “no os vayáis, esta noche me he quedado sin cenar por sugerir colaborar con un rapero”, y nosotros que somos unos insensibles cerramos la ventana y abrimos otro video.

Ese video es el otro video de All I want for Christmas en el que Mari se mete en una máquina del tiempo (presumiblemente de hello kitty) y se convierte en Nancy Sinatra, con un estilismo TOTAL y dos bailarinas (Sasha no inventó nada) que parecen tener 13 años y haber aprendido la coreografía mientras a Mariah le alisaban el pelo. Las tres coristas, que está claro que son hombres, también se ponen bailongas a pesar de llevar vestidos imposibles claramente diseñados por Tina Knowles.

Lo genial de este video no es solo que Mariah aún fuera capaz de poner expresiones en la cara, sino que lleva su manía de mover el brazo arriba y abajo al extremo, convirtiéndose en una epiléptica descontrolada que no deja de gritar probablemente deseando que se acabara ese coñazo y que alguien le acercara una pajita de diamantes con moët chandon.

Porque Mariah en realidad siempre ha sido la misma, lo que pasa es que casarse con un hombre de 190 años amuerma a cualquiera. Es muy fácil reírse de Mariah (que nos van a contar a nosotros), pero también nos reímos de nuestras amigas que nunca se graduaron y aun así las queremos. Por eso brindamos por la felicidad de la muchacha, y porque haya sido lo suficientemente espabilada como para poner un negro en su vida y tirar a la basura la pizarra que tenía en su habitación (presumiblemente de hello kitty) en la que apuntaba todos los #1 que ha conseguido.

Y también brindamos por este temazo increíble, de melodía tristona en realidad, pero que es de los que te ponen contento hasta en el funeral de tu abuela, y encima lo compuso ella. Que tiene talento y todo. Que cantaba increíble, y que aunque esté un poco (eufemismo) loca es una super-estrella y todas las estrellas tienen derecho (y casi obligación) de pasar una temporadita en un psiquiátrico, porque eso las hace grandes, humanas y tronchantes.

No hay mejor modo de felicitar la navidad que con música, y esta canción es la mejor, la única. Esta web no podría vivir sin música, y tampoco podría vivir sin Mariah. Así que pasad una navidad fantástica y recordad: no hagáis nada que Fergie no haría.

Gracias a todos por leer. Sois amor.

Mariah Carey: no se ríen contigo, se ríen de ti

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , , , , , on 9 diciembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

La artista favorita para el Zorra Award en la categoría de “Retírate ya, mamarracha” acaba de lanzar su último video sin que nadie se dé cuenta (como todo lo que hace últimamente), y se ha puesto muy seria para que comprendamos que es un single muy dramático y muy de llorar a solas (y en ropa interior sexy). El problema es que la cabra tira al monte y la cachonda de Mariah se ha enfundado en un trikini espantoso super adecuado para estas fechas que no puede hacerle más cuerpo de mula. Todos nos deleitamos horrorizamos cuando vimos aquellas imágenes del rodaje que más que un videoclip parecían de un día en la playa poniéndose ciega de alitas de pollo, pero también supimos que la informática haría maravillas con esas lorzas tan malrolleras. Lo cierto es que el resultado no es tan agresivo, y el cuerpo de Mariah aparece tan espantoso como en la realidad.

El color está saturadísimo, la historia es inexistente y las pestañas postizas hacen imposible que Mariah abra los ojos. No le vendría mal abrirlos un poco y darse cuenta que con esa actitud de quinceañera en apuros no va a llegar a ningún lado, aunque la canción sea una de las mejores de su disco. Los pendientes de aro hace mucho que no se llevan a la playa pero ella no entiende de modas ni de tabúes. Al menos Ana Obregón (quien guarda muchos paralelismos con Mariah, las cosas como son) metía tripa hasta ponerse azul cuando posaba en la playa. Mariah en cambio se relaja y deja ver que el 2×1 en el dunkin’ donuts es lo peor que le ha pasado a su carrera. Al menos aquí se quita los taconazos para andar por la arena, porque conociéndola seguro que duerme con ellos.

Este video tiene un problema de concepto y de lógica. Vale que la carrera de Mariah no es ejemplo de cordura y sensatez, ¿pero en qué momento se le ocurrió que cuando un tío te deja lo único que te apetece es irte a la playa con el trikini más feo de tu armario? Con esas tetas tan caídas jamás volverá contigo, y si alguien te ve lo único que pensará es que estás loca de atar porque estamos en DICIEMBRE. Claro que si empezamos a hablar del tema Mariah-locura no podríamos parar en dos semanas.

Pero atención a la compleja y sofisticada teoría que hemos desarrollado: en My all (video que Hate u claramente homenajea evidenciando que la dieta de Mariah es una cadena de equivocaciones) a Mariah también la dejaban y lo que hacía era tumbarse en una barca puesta del revés. Eso tiene tan poco sentido como el argumento (“argumento”) de Hate u, pero bien que nos lo creímos todos e intentamos hacerlo con las colchonetas de playa aquel verano. ¿Qué ha sucedido desde entonces? ¿Acaso Mariah ha perdido su credibilidad?

Esto último es una pregunta retórica, POR SUPUESTO que ha perdido toda su credibilidad.

La carrera de Mariah es más que analizable, porque poco a poco ella misma va cavándose un foso (que posteriormente llenará de champán y diamantes) en el que enterrar su imagen pública y su prestigio artístico, porque lo tuvo. La libertad del artista nunca puede significar convertirse en semejante parodia de sí misma y caer en el ridículo de evidenciar lo tonta que eres en realidad. Su último disco se está descalabrando dramáticamente en todas las listas del mundo, a pesar de su inesperada calidad, por culpa de los dos engendros que decidió lanzar como singles. Al fin y al cabo cada uno tiene lo que se merece.

Algún día escribiremos ese artículo sobre por qué Mariah se toma todas las sugerencias de sus colegas, como la típica amiga un poco retrasada a la que nos encanta retar en las fiestas. ¿A que no te atreves a beberte todo este mini de birra?, ¿a que no te atreves a sacarte una teta? ¿a que no te atreves a poner youtube en una canción? XDDDD me meo contigo tía.

Mariah hace todo, todo lo que le sugieren, y así le va. Ese artículo podría llamarse “Mariah, ¿en qué estabas pensando?”. Pero he ahí la palabra clave: pensando.

Mariah compra en Benetton

Posted in Divas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , on 14 noviembre 2009 by nosoyningunazorra

 

“Hola, me llamo Mariah Carey, tengo 40 años y soy oligofrénica”. Sí, es lo que grita este amasijo de secuencias sacadas de cualquier tutorial del Windows ’95 deshilachadas con lo que simula ser un fragmento del FIFA, ese videojuego que aturullaba a los pivones que nos molaban en la fase más hormonal de nuestras vidas y que nos relegaba a una sempiterna tarde de miradas no correspondidas e instintos homicidas a flor de piel. Un puto suplicio.

Pero analicemos con detalle el videoclip. En un principio, parece que Mariah ha decidido volver a su “dorada” época glitteriana. Vemos brillo en sus ojos, vemos resplandores a su alrededor, cada gesto suyo refulge entre la multitud que la vitorea, Mariah se siente querida… y mimada por la vida. Pues sí, ciega de delirante ilusión, es obvio nena. Todo ello a pesar de que está clavada como una estaca en el centro del estadio como si estuviese estreñida y no fuese menester el moverse por si una flatulencia con “regalo” fuera a dar la bienvenida a los presentes. Mariah es una mujer segura. Sabe lo que hace en cada momento. Y por ello decidió recorrerse el mundo muy en su papel de Willy Fogga y seleccionar entre las mejores piezas de cada casa. Ahí va:

 

 

 

0:31 – Mariah quería un ‘boy’ para su vídeo, porque ella es muy de mostrar todo el amalgama de posibilidades humanas que pueblan nuestra sociedad. Ella quería un negro de verga ancha con un pequeñajo super-Global Humanitaria subido a sus hombros y lo obtuvo. Menuda es ella.

 

0:37 – Mariah siempre está a la última de todo y sabe todo lo que acontece en el vasto panorama musical de nuestros días. Por eso fue al último concierto de los Jonas Brothers celebrado en el Palacio de los Deportes y se metió en la buchaca a las cuatro gatas que más mojaron sus bragas. Y se le coló un fan de Mónica Naranjo. Mariah no está en todo, ¿vale?

 

0:41 – A Mariah le gusta mantener el contacto con sus miles de fans y es consciente de que una gran parte de ellos se relacionan amistosamente a través de Gaydar, una red social muy al estilo Facebook, ¡que viene con sorpresa incluída! Pero ella es más de portadas, y si pueden ser con mangueras negros mejor, así que se fijó que en el inicio de dicha página salían curiosamente Usher y Wesley Snipes con un sombrero de cowboy… SÓLO. Y pues decidió que esa estampa merecía ser homenajeada en su vídeo. Ale, a la saca.

 

0:48 – Mientras, Mariah se sintió sobrecogida por la discografía de Enya y ordenó al cámara que quería verse reflejada como una pequeña ninfa del Bosque de las Hadas. Y sí, salió muy ninfa, pero de las que se recorren la calle Montera de arriba a abajo cada día. ESTILO, ELEGANCIA y PORTE.

 

0:55 – Mariah es de las que siguen cualquier serial de tintes médicos porque es de las que salen de fiesta con sus cuatro amigas del barrio y les mete los dedos hasta la campanilla para que vomiten cuando el vodka ya ha cumplido su cometido. SOLIDARIDAD. Y es por ello que cogió a dos extras que salían en el capítulo 15.384.306 de Urgencias y los puso ahí, con su silla de ruedas y la mar de monos los dos. SOLIDARIDAD ESTÉTICA.

 

1:01 – Mariah tiene una amiga que se llama Da Brat. Y es pescadera. Mariah tiene una amiga que tiene una amiga llamada Macy Gray que se dedica al transporte de virutas de madera. Y Mariah tiene una prima que tiene una amiga que se llama Alicia Keys, la cual se dedica a la manufacturación de hueveras. Pues al percal todas.

 

1:17 – A Mari le encanta viajar allende los mares y en uno de sus múltiples viajes tropezó con Estocolmo. Y vio a un niño que vendía kleenex en el primer cruce de Kungsgatan con Sveavägen. Y lo secuestró al más puro estilo Mariah: “que te doy una nube de azúcar, súbete a la limo, que sí corazón…” Y hala, al sobre. Mariah cuando quiere es INDIGNA.

 

1:47 – A mitad camino entre Detroit y Kansas City, Mariah paró en una gasolinera a soltar la pota (muy en su papel de Thelma & Louise) y conoció a Daniel y Lorraine, una pareja encantadora que regentaba dicha gasolinera. Y por dos bocadillos de mortadela con olivas se los cameló y ahí los tenemos como dos puertas acabadas de barnizar. Un lujo.

 

1:54 – Mariah pensó que la comunidad lesbiana no estaba lo suficientemente representada en su videoclip homenaje a al pleistoceno los 80, así que se fue a la comisaría del distrito 2 de Rancho Cucamonga donde le indicaron que Keemeeka era el ejemplar perfecto para lo que ella buscaba. Lo que pasa es que se pasó con el gloss para los labios y la pobre Kee parece que acaba de limpiarle los bajos al maromo del minuto 0:31… Y nada más lejos de la realidad.

 

2:08 – La extra de Urgencias se mete en su papel y aspira al Globo de Oro como mejor interpretación de musical/comedia del año. La chica vale.

 

2:15 – El sauce muy Mª Antonia Iglesias que sale enmedio de estas dos Bella Easo de la vida se pone tontorrona y con la mano en el pecho parece estar cantando cualquier canción de Luz Casal en lugar del tema de Foreigner. DESPISTE.

 

2:30 – Mariah ve a lo lejos un unicornio… y obviamente se arrima al pilón. EMOCIÓN.

 

2:37 – ¡Un kg de arroz cada mes para toda la vida! Qué fácil es hacer feliz a la gente que lo necesita, ¿verdad?

 

2:57 – Mariah está obnubilada: “¿qué es lo que veo? ¿un ejército de marines trajeados dispuestos a dispararme si es preciso? ¡Por fin Dios ha escuchado mis plegarias!”

 

3:00 – FALETE INTERNACIONAL

 

3:08 – El sauce llorón explota mientras su compañera de la derecha cree que es Carnaval y pone cara de insecto-palo. AHORRO.

 

3:15 – Mariah leyó El Quijote hace unos años y siempre se le quedó la espinita clavada de hacer un homenaje como Dios manda al famoso jinete manchego. Así que decidió convertirse en molino de viento… y a rodar (Leona Lewis hizo de especialista en las escenas de alto riesgo… PRESUPUESTO).

 

3:24 – Y como Mariah es conocedora de todas las artes habidas y por haber, retomó su pasión por el CINE, se enfundó sus mallas negras de andar por casa y se puso negra de Doritos mientras veía entusiasmada la colección completa de FLIPPER. Y algo le removió sus adentros. El resto es historia.

 

3:24 – Mariah se duerme… y nosotros también.

 

BUENAS NOCHES

 

GLITTER IS BACK!

Mariah demuestra que sigue estando loca

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , on 17 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

mariah butterfly

                       1997                                                   2009

 

Solo eso explica que se preste a compararse consigo misma 12 años después. Con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, Memoirs of an imperfect angel (no me lo he inventado), la Ana Obregón americana se ha hecho fotos recreando etapas del pasado, cuando sabía cantar. La de Butterfly es sin duda la más sangrante, la que ya te hace replantearte si reirte o sentir lástima. Es muy loable que Mari se tome con humor su madurez (física, porque mentalmente sigue teniendo 13 años), pero da la impresión de que Mariah es un poco esa amiga super lerda a la que siempre engañan en todas las fiestas para que se ponga ropa tres tallas más pequeña, o le tiran gazpacho encima, o le dan una dirección falsa.

 

El caso es que la nueva foto es demasiado comentable:

a) No es que se haya operado las tetas, es que se ha operado todo lo que ha podido.

b) Recortarse el top para que parezca que vas más desnuda es una ordinariez.

c) El lunar se va moviendo con los años y aumenta de tamaño. Cuidado, Mariah, tomar el sol durante 8 meses al año no puede ser bueno.

d) El photoshop se confirma como una de las cosas más desagradables que ha inventado el ser humano, corregir imperfecciones tiene sentido, ¿pero por qué insisten en descolocarle la cara?

e) El lunar de debajo del ombligo está un palmo por encima de los pantalones en la de 2009, lo cual significa que acualmente lleva los pantalones a la altura del coño, y si se descuida le asoma el bigotito.

f) Sospechamos que la cadenita de la cintura es la misma, y que probablemente no se la ha quitado en estos doce años. Va siendo hora de deshacerse de ella, Mariah, porque está gritando libertad. No me quiero imaginar cómo estaba la cadena en la etapa Glitter.

 

Cosas como estas solo hacen más maravillosa a Mariah, pero también confirman que es una mamarracha sin remedio. La eterna diatriba que se nos presenta cada noche antes de acostarnos. ¿Mariah es tan lo peor que se convierte en lo mejor? ¿O simplemente es lo peor a secas?

¡Vota en la encuesta!

 

Mariah Carey dispuesta a todo para ser la reina de Kiss FM

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , , , on 29 agosto 2009 by vescomoeresunazorra

mariah

Escucha I wanna know what love is

 

Mariah Carey es una de las pocas vocalistas cuya voz es instantaneamente reconocible en todo el mundo. Hay quien canta mejor que ella, hay quien canta peor, y hay quien sí sabe distinguir la ropa que le sienta bien y la que no. Pero pocos han conseguido elevar su voz hasta formar parte de la cultura popular. Mariah es por derecho una de las mayores estrellas de los últimos 20 años.

Pero quizá por esa característica personalidad la diva apenas se molesta en innovar cuando hace una versión de otro cantante, táctica que le ha reportado sus mayores éxitos en Europa, donde las cosas nuevas nos incomodan. Con excepción de I’ll be there, sus versiones a menudo se limitan a remasterizar la base original y prestar sus susurros para la causa. Algo que los japoneses acertadamente denominaron karaoke.

Consciente de que ha descuidado Europa para recuperar su trono en USA con sus últimos dos discos, Mariah ha grabado un cover con originalidad cero: I wanna know what love is de Foreigner. Imaginamos que su discográfica le encargó una power ballad y al no ser capaz de componer una nueva, se agobió y encendió la tele para inspirarse. El recopilatorio The power of love le dio la solución: hacer una canción al estilo de Foreigner. Como tampoco le salió, pasó total de complicaciones y directamente versionó el original.

 

El resultado es una canción poco interesante, casi intrascendente, que además llega 15 años tarde. Vocalmente Mariah demuestra que sigue en plena forma, al menos retocada con autotune en el estudio. Los susurros son tiernos, no irritantes, y los belts son poderosos, transportándonos a esa década de los 90 de donde nunca debimos salir. La producción es solvente pero aburrida, al no proponer arreglos mínimamente originales o sorprendentes. La base de chasquido de dedos ya era hortera en 1994, no tiene ningún sentido recuperarla.

No obstante, todo lo que no sea 2009 crea una nostalgia desbocada en nosotros porque siempre preferimos vivir en el pasado (y más si el presente se llama Miley Cyrus). La batería es tan excesiva y viene tan poco a cuento que necesitamos amarla, pues lo hortera no tiene gracia si no es excesivo, y esa combinación es lo que hizo grande a Glitter (y a la foto que acompaña esta reseña). La canción es manida, casposa e innecesaria, pero al meterse en la máquina del tiempo Mariah también ha conseguido recuperar parte del brillo de su voz pasada. Los graves son sólidos, los belts son excesivos y el conjunto es hortera. Realmente la habíamos echado de menos.

El piano del principio es todo un acierto, porque toda canción con piano es una buena canción. Da gusto saber que aún hay gente en la industria estadounidense que sabe tocar instrumentos.

 

El rollo desfasado clásico de la canción alumbra esperanza sobre el nuevo disco de Mariah (producido enteramente por The dream, algo que nunca puede ser bueno). El videoclip será sin duda una sucesión de planos de Mariah cantado en un teatro vacío, que pasará a llenarse de fans con el cambio de tono final (mientras el ventilador que apunta a Mariah se pone a toda potencia, en la mejor tradición de Norma Duval). Sería más deseable que hubiea versionado algo más transgresor o sorprendente, pero las intenciones son tan buenas que no podemos ensañarnos. ¡Si hasta utiliza whistles sacados de Music Box para el estribillo final!

Al menos en cd Mariah puede seguir rompiendo cristales.

 

Te gustará si… tienes más de 30 años y te preguntas qué fue de aquella muchacha que cantaba Without you. No quieras saber lo que ha pasado entre medias.