Archivo para Michael Jackson

Grammys 2010: se alquila rubia hostiable

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , , , , on 2 febrero 2010 by vescomoeresunazorra

 

Hay dos tipos de entregas de premios: las que molan y las que premian a Taylor Swift. Los Grammy querían ir de modernos y han hecho el ridículo más espantoso. Por el amor de dios, tiene que haber un término medio entre Allison Krauss (aún estamos buscando a alguien que sepa quién coño es) y la mamarracha amuermada de Taylor. Lo peor de los grammy es que los ganadores van cantando para justificar su triunfo, y ella hizo el ridículo con una sarta de gallos digna del peor karaoke de Carabanchel. Puede que The fame no sea un disco redondo, o I am…Sasha Fierce sea algo plano, pero si Fearless es el álbum del año estamos realmente jodidos. No entendemos qué necesidad había de sentenciar a muerte al mundo del pop coronando a semejante lerda como líder de la manada, porque la tipeja lastra el peor de los defectos en la industria: la indiferencia más absoluta.

La canción del año se supone que es Single ladies, que a pesar de molar mogollón es musicalmente nula, y la grabación del año Use somebody, de Kings of Leon. Y es que a los Grammy les pierde un pelo graso y no son capaces de rendirse ante el pop más lujoso sin hacer alguna que otra concesión al grupo de porreros amargados de turno. Maxwell se llevó un par de premios r&b y Lady Gaga quedó relegada a la categoría dance, esa que le ha dado a Justin Timberlake docenas de grammies y que nunca retransmiten durante la gala, por lo que Gaga se vistió de tenedor para nada. La gala fue insoportablemente aburrida, e incluso las actuaciones más bombazo resultaron decepcionantes. Desde luego América tiene que hacer algo respecto al country, como por ejemplo exterminarlo. Primero porque es insufrible, segundo porque fomenta la incultura y la quema de libros y tercero porque el sol brillaría más si Taylor Swift no existiera.

Sigue leyendo

En busca de la mejor canción de Michael Jackson

Posted in Uncategorized with tags , , on 14 diciembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Aprovecharse de las muertes ajenas es una vulgaridad, pero obviar a una estrella como Michael Jackson es de miserables. No todos los días se muere alguien con semejante estatus de leyenda, y Michael ya es sin duda el icono musical de esta generación, como lo fueron Elvis o Lennon en su momento. Todo apunta a que la siguiente generación tendrá la muerte de Miley Cyrus como referente cultural. Para que luego digan que el mundo no se está yendo al garete.

La capacidad de Michael para ofrecer canciones que más que música se convirtieran en parte de la cultura popular es impresionante. Los temazos se cuentan por docenas en su discografía, y su impacto e influencia en el pop son tan inmensos que aún no podemos analizarlos realmente, porque Michael está en todas partes, en todos los cantantes y en todos los hits.

Obviando las aburridísimas bromas sobre pedofilia (no porque esté muerto, sino porque son desagradables y están pasadas de moda), hagamos un repaso por las 10 mejores canciones de esta super-estrella, la más grande del mundo y también la más trágica. Vivimos una ola de revival, como si la gente hubiera olvidado lo increíble que era su música y ahora fingiera haber sido fan toda la vida. Incluso nuestras madres dicen cosas como “pero qué guapo era de joven” o “si es que la prensa le jodió la vida”. Si ninguna muerte es mala (excepto la de Pinochet y la de Björk), al menos la de Michael ha servido para ponerle en el lugar que le corresponde de una vez por todas.

Esta es la segunda parte de la sección (sí, tenemos secciones, y monográficos, como Documentos TV) “En busca de la mejor canción”, porque Michael es demasiado grande y porque no hay novedades musicales de las que hablar. Es lo menos que podemos hacer por alguien que con seis discos creó más temazos increíbles que ningún otro artista en toda su vida. La encuesta de Madonna la ganó Like a prayer, por cierto, y si algún día hacemos una de Christina Aguilera por favor, mandadnos un virus a vescomoeresunazorra@gmail.com. Habremos tocado fondo y nos lo mereceremos.

 

Billie Jean

Michael tardó dos meses tan solo en componer el bajo de esta canción, pero claro, ese bajo pasaría a la historia. Esta anécdota es muy representativa de la capacidad de trabajo de semejante genio. A pesar de que la letra es algo chorras (muy de telefilm de sobremesa) Billie Jean es una pieza musical tan grandiosa que no puede haber nadie en el mundo a quien no le parezca una pasada. Si la canción ya es demasiado buena para ser verdad, Michael la acompañó con el moonwalk, demostrando que él siempre, siempre iría más allá de los demás. No se trataba de ser una estrella del pop, sino un icono cultural.

 

She’s out of my life

Puede que sea una canción menor pero “menor” cuando se trata de Michael sigue significando “más grande que la vida”. She’s out of my life sirve para reivindicar la a menudo olvidada capacidad vocal de Jacko, quien tenía un registro realmente amplio y siempre cantaba con más emoción que técnica. A partir una melodía bien simple (que no simplona) Michael consigue una balada preciosista de lo más emocionante. Si bien nadie entendió el show business tan bien como él, este tema cantado casi acapella solo necesita de su letra para conseguir ser espectacular, solo que de otro modo.

 

Beat it

Es curioso como Michael se sentía atraído por describir la masculinidad/misoginia de su tiempo en algunas de sus canciones, como si fuera Ernest Hemingway pero sin pegar a sus mujeres en la vida real. Beat it es una canción tremendamente irónica sobre la necesidad de ser el líder de la manada y de estar rodeado de cachorras. Si algún día somos estrellas del pop (todo se andará) Beat it será uno de los highlights en nuestros shows, porque pocos riffs de guitarra dan tantas ganas de agarrarse el paquete y poner cara de mala hostia como la de Beat it. Michael quería a Eddie Van Halen para este tema y no dejó de ofrecerle más y más pasta hasta conseguir su colaboración. Y es que Michael fue grande por una cuestión de actitud: no tiene sentido hacerlo bien cuando puedes hacerlo increíble. Precisamente lo que les falla a todas las estrellas actuales.

 

Thriller

No hay absolutamente nada que podamos decir sobre Thriller que no haya sido comentado mil veces. Sin duda una de las canciones más famosas de la historia, que definió en concepto de videoclip y que de hecho es mejor que la mayoría de películas que hemos visto en nuestra vida. Nadie puede escapar a la influencia de esta canción, y nadie puede evitar bailarla. A pesar de su ambición, estamos seguros que ni el propio Michael era consciente de la espectacularidad del impacto de este tema, cuya dimensión sigue sin ser superada casi 30 años después. Esa es la diferencia entre ser un cantante y ser una leyenda.

 

Bad

Otra canción sobre lo guay que es ser un hombre con cojones. El sintetizador y la instrumentación real nunca funcionaron tan bien. Bad es una de esas canciones que hace sentir el rey del mambo hasta al bibliotecario que vive con el cadáver de su madre en el sótano. Alabar las coreografías de Michael Jackson es como insultar a Shakira (redundante), pero es que en el video de Bad Michael consigue mezclar West side story con un concurso de ver quién la tiene más larga, y nos hace sentir poco ridículos por haber creído que sabíamos bailar cuando levantábamos los brazos hasta puestos hasta las cejas de ron con fanta en la discoteca más vulgar de la ciudad.

 

I just can’t stop loving you

Esta canción se compuso para que la cantara con Whitney Houston, pero al final la acabó haciendo una tal Siedah Whatever. No puede importarnos menos, solo queremos escuchar el estribillo una y otra vez, para el cual las estrofas nos van preparando, casi creando ansiedad ante la llegada de la explosión del amor, de los instrumentos y de los mecheros en alto. Aquí no hay lugar para las rupturas, la nostalgia o la agresividad. I just can’t stop loving you es una canción sobre el amor sin concesiones, el de “paso total de hacer otra cosa que llevarte las zapatillas al sofá”, ese que no existe en la vida real pero sí en temazos de abrazarte a los desconocidos como este. Es tan bueno que podríamos creer que el amor existe. Si lo que no consiga Michael…

 

The way you make me feel

Esta canción lleva el concepto “feel-good song” a otro nivel, porque no solo puedes levantar las manos y dar palmas, sino también mover la pelvis. Así que puedes ser feliz y ligar al mismo tiempo. Es como si inventaran un pastel de pizza barbacoa: demasiado bueno para ser verdad. El ritmo de este tema es fantástico, y encima tiene vientos y un montón de arreglos que entran y salen de la base sin molestar la historia que Michael quiere contar, ese sentimiento de “acabo de conocerte y creo que te quiero” que tan bien conocen las lesbianas. En realidad esta canción es ideal para el momento de la relación en el que estás enamorado como una quinceañera pero el sexo sigue siendo la hostia. Como para no levantar las manos.

Man in the mirror

Uno no puede repetir palabras cuando escribe artículos, pero en serio ¿cómo cojones puede ser tan increíble esta canción? Es una pregunta retórica.Empieza con chasquidos de dedos y va avanzando poco a poco, pero es que no se detiene hasta la explosión final, que no puede ser más de domingo por la mañana en una iglesia de Nueva Orleans. Hay canciones que tienen un estribillo bueno, otras en las que lo mejor es el puente, pero Man in the mirror podría dividirse en trocitos y crear cinco nuevas canciones que seguirían siendo las mejores del mundo. Esta fue la canción que el pueblo (esa manda de garrulos que a veces tiene buen acierto) eligió para homenajear a Michael tras su muerte, colocándola en el #1 de todas las listas que existen. No nos extraña.

 

Smooth criminal

Mira que son feos los trajes de chaqueta blancos y mira que es grande esta canción. Con una melodía muy nostálgica en realidad, Michael consigue la que probablemente sea la base más famosa del mundo. El tipo era tan bueno que nadie puede bailar Smooth criminal sin parecer imbécil, solo él. La melodía y la base van a su bola total (y aun así funcionan perfectamente) que intentar mover el culo con esta canción es demasiado estresante y solo puede acabar en mareos y humillaciones públicas. Claro que a ver quién es el listo que levanta la pierna con tanta alegría sin quedarse estéril. Este tema además es una buena oportunidad para recordar que hay muy pocos vocalistas con un falsete tan potente. ¡AU!

 

Heal the world

Hay mucha gente que no se acuerda de los pobres si no se lo recuerda alguna estrella del pop (no es nuestro caso, siempre damos dinero a la gente que pide en el metro aunque JAMÁS a los que tocan los timbales: si quieren porros que trabajen para conseguirlos), y Michael tenía la obligación moral de ser el filántropo más grande, porque era la estrella más grande. We are the world era fantástica (Cyndi, vuelve!), pero Heal the world es más pequeñita, más modesta y más “no te lo estoy pidiendo, te lo estoy imponiendo”, que es lo que el primer mundo (evidentemente no incluímos España) necesita. “There are people dying”, a eso se le llama ir al grano, un poquito de manipulación emocional nunca viene mal, y si ya al al principio empieza a hablar un niño rodeado de otros llorando solo podemos agobiarnos, coger todo nuestro dinero y mandárselo a alguna ONG gritando “haz que pare! haz que pare!”. Misión cumplida, Michael. Y tremenda canción de paso.

Mierda mierda mierda ya hemos llegado a 10. Quizá el próximo especial sea sobre Leona Lewis, al fin y al cabo ella solo tiene dos canciones buenas, y no tendremos que agobiarnos tanto para seleccionar. Con gente tan increíble como Madonna o Michael uno coge cualquier puñado de canciones al azar y ya tiene apañado el ranking (más con Michael que con Madonna, las cosas como son). Por mucho que nos acostumbremos a su música no podemos ser conscientes del todo de la grandeza de Michael, porque es infinita.

Lo que también es infinito es el universo, un lugar que sería mucho más horrible y sin sentido de no ser por estas diez canciones. Así que manos al paquete y al ratón para votar la mejor. Si os soltáis el paquete y decidís escribir para sugerir otra canciones al menos no dejéis de dar grititos. Nadie como Michael para fliparse en tu habitación.

El nuevo tema de Jacko es de 1991

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on 12 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

michael-jackson-this-is-it-1

Escucha This is it

 

Increíble. Sony music lleva meses dando el coñazo con el tema nuevo de Michael Jackson, convenientemente titulado This is it, y hoy por fin se ha lanzado. Resulta que el tema no es otro que I never heard, un tema que Michael compuso con Paul Anka y que descartó en las sesiones de Dangerous (o Bad, la propia Sony no tiene nada clara la fecha) y posteriormente cedió a una tal Safire, que lo grabó y lanzó en su momento. Suponemos que se lo dio a ella porque le amenazó con denunciarle por cualquier motivo que ya se le ocurriría y Michael ya no sabía con qué acallar a sus chantajistas.

El caso es que Mike grabó una demo, y hoy, 20 años y una muerte anunciada después, Sony lo lanza como EL SINGLE que acompañará al recopilatorio post-mortem. Resulta que la canción empieza con This is it, así que el equipo creativo de la discográfica vio el cielo abierto ante el marrón con el que se encontraron: virtualmente no poseen los derechos de las canciones que Michael grabó antes de morir de cara a un nuevo álbum, con gente como R Kelly, Will i am o Ne-yo. Pero como de lo que se trata es de aprovechar la muerte de la estrella a toda costa, pues se reciclan sus descartes y a correr.

Imaginamos que el sistema a seguir será lanzar todos los años un recopilatorio con una canción nueva, tal y como hacen con los Beatles (por favor, que dejen ya el cuento de “anda! hemos encontrado un tema inédito por casualidad justo antes de Navidad!”). Lo triste es que mucha gente crea que este es el gran single de despedida de Michael, cuando es una canción bastante random que sin ser mala (estamos hablando de Michael Jackson, no de Madonna) no está en absoluto a la altura del genio que todos recordamos.

Lo paradójico de todo esto es que Michael estaba hasta la peluca de Sony y tenía una relación espantosa con ellos. Si la muerte es algo triste de por sí mucho más lo es si es tan fácil que cualquier ejecutivo iletrado se pueda mear en tu arte. Joe Jackson estará encantado, de eso no me cabe duda.

 

Te gustará si… si sigues viviendo en la nostalgia post-25 de junio y cuando ponen Thriller en la joy levantas el puño y gritas “oooooaaaaaaaaahhhhh”.