Archivo para pelea de gatas

Christina se deja las bragas en el ropero

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , on 30 marzo 2010 by vescomoeresunazorra

 

La musa de Ves Como Eres Una Zorra ha desvelado por fin su nuevo single. Not myself tonight es como un chupito de todas las bebidas alcohólicas a la vez: no hay tiempo que perder, hay que emborracharse y hay que hacerlo AHORA. Por eso va al grano y no se anda con tonterías, se olvida de mensajes profundos y de matices musicales. Not myself tonight machaca desde el primer segundo, te apabulla hasta que te da vergüenza estar en pijama en casa y no semidesnudo en una discoteca.

Porque básicamente con esta canción se trata de sudar y de follarse alguien en un momento dado, y que a ser posible no sea durante el puente porque es demasiado bueno como para no bailarlo. La mamarracha de Christina ha demostrado ser mucho más lista de lo que pensábamos y nos regala una canción que solo puede describirse con una palabra.

Sigue leyendo

Anuncios

Britney vs Christina: ¿Quién debería morir antes?

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , on 12 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

britney christina

Hubo un tiempo en el que las princesas Disney esperaban en su castillo a que llegara el príncipe, durmiendo como unas toras e hinchándose a comer. Britney Spears y Christina Aguilera destruyeron ese mito a golpe de playback, aspaviento y erotismo pseudoinfantil (estas dos palabras nos darán récord de visitas). Si bien eran clónicas al principio, en cuanto Christina dejó de ducharse y Britney se operó las tetas, sus vidas (y las nuestras) ya no volverían a ser iguales.

La cuestión es cuál de las dos merece mayor respeto. La respuesta está clara: ninguna. No obstante, hemos localizado a sus dos únicos fans con el graduado escolar para que hagan el ridículo debatan acerca de este intrincado asunto.

FIGHT!

VOZ

Gimmemore89: Es injusto empezar con esta categoría. ¿Quién es el árbitro, Barbra Streisand? Britney no es una cantante, sino una performer. Y si no canta es porque no quiere, porque está claro que sabe, como demuestra este clip. Por cierto que se sigue poniendo ese mismo vestido, y en esa misma talla.

Sin embargo, Christina es una ARRABALERA que confunde cantar con gritar como si no hubiera un mañana. Su voz es desagradable, se cree negra y lo único que tiene de negra es la vulgaridad. Ambas abren la boca con las mismas ganas, pero mientras Britney es sensual, Christina berrea como si Mónica Naranjo estuviera puesta hasta las cejas de red-bull.

Eduardoyxtinax100pre: No entiendo la DIARREA MENTAL de este energúmeno de cuarta que no ha escuchado en su miserable vida cantar a Legendtina y mostrar todo lo que puede salir de su incomensurable voz, no sólo “gritar” (lo que se conoce entre los fans de MARIAH como agudos pero que los fans de NAJWA NIMRI un día decidieron llamarlo así).

Britney ¿canta? como un pato. Pero no como el pato Donald, algo que resultaría incluso entrañable, sino como esos patitos que le compras a tus hijos para la bañera para que así puedan entretenerse mientras tú te haces la cera o “despides” a marchas forzadas al fontanero. Está claro que en el universo del POP la voz es lo de menos, pero al menos pedimos que ésta sea agradable al oído. Lo siento Britney, estás nominada.

 

 Punto para Christina


BAILE

Gimmemore89: No hay comparación posible, Britney es la mejor bailarina de la industria desde que Janet descubrió el dunkin donuts. Ella ha conseguido que abrir los brazos en gancho y señalar al público sean la más total de las coreografías. Además, tiene mucha más flexibilidad que Christina, ¡y no se cansa! porque no se la oye respirar en las actuaciones. Christina entiende por coreografía tocarse el coño y gritar aún más alto. Britney es mucho más altruista. Pero claro, cómo se va a poner a bailar vestida así, cualquiera de sus bailarines podría dejarla embarazada durante la coreo.

Eduardoyxtinax100pre: A estas alturas de la historia, el tema del baile para Xtina (parece que) ha tomado un segundo plano a expensas de su VOZ. Sigue haciéndolo bien, resultando sensual cuando tiene que hacerlo o más “picante” si la canción lo sugiere, pero ya no es lo primero. Sin embargo, ella puede y lo sabe.

En cambio, Bitchney sigue emperrada en bailar como si se tratase de un playback para la fiesta de fin de curso (y no me refiero a que se muestre recatada…para nada). Cada vez es más torpe, más dejada y presumiblemente cada vez sale más “tocada” al escenario. PROFESIONALIDAD, por favor.

 

Punto para Britney


MAQUILLAJE

Gimmemore89:

christina-aguilera-g

La diferencia está clara: Britney se maquilla con la luz encendida.

Eduardoyxtinax100pre: Xtina cambió el maquillaje efecto blush de sus inicios por ir pintada como una puerta al más puro estilo pin-up porque su proyecto LO REQUERÍA. Todavía existen cantantes que convergen imagen y proyecto por una sencilla razón: se toman en serio su trabajo.

Britney es de las que se levanta tras una noche de juerga en Santa Monica y 16 cubatas de vodka con limón metabolizándose todavía en su hígado y lo primero que hace es  ponerse enfrente del espejo…y ponerse a reventar espinillas. No hay kit de maquillaje en su cuarto de baño. El sobrenombre de LEYENDA hay que currárselo, cateta.

Punto para Christina, para que luego digan que el circo no es un arte.


MARIDOS

Gimmemore89: Kevin Federline estaba buenísimo, vale que tenía otros cuatro hijos y la pegaba, ¿pero qué mejor modo de hacer sentir a Britney como en casa? Toda rubia de Louisiana tiene daddy issues, y Brit fue más feliz que nunca al lado de K-Fed, viendo El precio justo y haciendo competiciones de eructos mientras los servicios sociales daban de comer a sus hijos. Sin embargo, el marido de Xtina es una especie de armadillo que no puede tener más pinta de llorar después de follar. O durante.

Eduardoyxtinax100pre: ehhh…¿siguiente cuestión?

Punto para Britney (que además se folló a Justin Timberlake, demasiadas estrellas entre sus piernas)


 

TEMAZOS

Eduardoyxtinax100pre: aquí el paleto de Móstoles defensor de Britney me dará la razón en que la evolución musical de Xtina ha sido una de las más sorprendentes a la par que gratificantes del panorama musical internacional de los últimos años (y lo que falta por venir…). Quizá ha perdido comercialidad (cosa que nunca viene mal), pero los temazos siguen estando ahí: ¿quién no se ha emocionado con Understand, corte de puro soul de su último disco?

La carrera de Britney se resume en cuatro palabras: BABY ONE MORE TIME. Fin.

Gimmemore89: ¿Understand? ¿qué demonios es eso? Supongo que te refieres a ese disco que ni la propia Christina recuerda haber grabado. Hizo soul porque se dio cuenta que en ese género podía chillar más sin que la internasen en un psiquiátrico, pero en cuanto ha visto que nadie le hace caso se ha vuelto electrónica remezclando su único hit: (Genie in a bottle) para a ver si así alguien la confunde con Lady Gaga y vende un par de discos. Su mejor tema sigue siendo Nobody wants to be lonely, canción que no es de las mejores de Ricky, lo cual quiere decir que Ricky Martin tiene canciones mejores que toda la discografía de Christina.

Mientras tanto, Britney es un absoluto estandarte del pop de lujo. Tiene más hits de los que podría recordar (ella vive al día), y sus canciones siguen siéndolo todo en las discotecas del mundo entero, mientras que de Christina ponen Lady Marmalade y porque creen que es de Chenoa. Mogollón de miserables artistas indie han versionado a Brit en acústico, lo cual quiere decir que mientras van en el metro leyendo a Proust lo que están escuchando es Womanizer a toda pastilla.

Punto para las dos


NIVEL DE OLIGOFRENIA

Gimmemore89: Britney no tuvo tiempo para ir a clase porque estaba demasiado ocupada bailando en los pasillos y aprendiendo a pintarse los labios (Christina sigue en ello), pero no es tonta. De hecho sabe escribir, si If you seek Amy no es un claro ejemplo de poesía postmoderna que baje Lord Byron y lo vea. Sin embargo Christina se hizo llamar Xtina porque está claro que no sabía si la H iba antes o después de la R.

Eduardoyxtinax100pre: a pesar de que ninguna de las dos es ninguna “lumbreras”, es evidente que la única de las dos que puede sentirse realmente identificada pasando la tarde del sábado frente al televisor viendo Forrest Gump mientras se infla el buche a base de Cheetos de queso es Britney. Y cosas como ésta, ésta y ésta lo corroboran.

Punto para Britney (aunque en su nuevo single demuestra que con paciencia puede aprender a contar hasta 3)


INTERÉS MEDIÁTICO

Eduardoyxtinax100pre: todo el interés público que pueda suscitar Legendtina se debe principalmente a su estilo inconfundible y con clase que despierta admiración allá donde va  y a su TRABAJO como artista.

La cazurra de Britney, desgraciadamente, se lo debe todo a sus escarceos con el alcohol, las drogas, los dodotis, el no saber dónde está la cartera para comprarse ropa interior (posiblemente escondida entre ese muslamen) y, en definitiva, a la ausencia total de dignidad como performer y, lo que es peor, como persona.

Gimmemore89: Tu argumento se traduce en que Christina no es NADIE, toda generación musical tiene su propia arrabalera absurda sin interés, y ahora que Leona lo es todo, el reinado de Christina como diva coñazo ha acabado. No se puede pretender ser estrella y llevar las bragas siempre puestas, ABURRIDA.

Punto para Britney, icono de  la degradación musical moral de los 2000 y ganadora de esta apasionante pelea de gatas.


   

Si te encontraras con ellas en un edificio en llamas y no hubiera tiempo para pensar (teniendo en cuenta que el pelo de Christina fue quien inició el fuego), ¿a quién salvarías? Responde sin pensar, Freud estaría orgulloso.

Divas live 09 decreta el comienzo del fin del mundo

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , , , , , on 22 agosto 2009 by vescomoeresunazorra

miley

 

La siempre nostálgica (y por tanto hortera) VH1 dio en 1998 la gran oportunidad a verduleras de todo el mundo (Cuba incuida) para berrearse y quererse y hacerse peinados imposibles públicamente. Durante los 90 el pop estuvo marcado por voces femeninas que gritaban en todas sus canciones fuera o no necesario, y simbólicamente el 99 puso fin a su reinado al ver nacer a mamarrachas como Britney Spears o Jennifer Lopez, que ni sabían cantar ni les hacía ninguna falta.

Once años después el show se reinventa rindiéndose ante un puñado de chonis cuyo mayor logro, lejos de las ventas millonarias de sus abuelas artísticas, es arrasar cada año en los Teen Choice Awards.

 

En 1998 Mariah Carey celebraba su divorcio utilizando camisetas como si fueran vestidos. Su aportación al show fue un peinado mítico (dentro del cual suponemos que ya guardaba ansiolíticos) y una voz que estaba en su mejor momento. Celine Dion, tan fea como siempre, le debió robar el líssima de rowenta para cantar aquel bigger-than-life My heart will go on. Las otras participantes fueron Shania Twain, Gloria Estefan (que en realidad fue contratada para fregar el escenario pero acabó colándose en el setlist) y la homenajeada Aretha Franklin. El punto algido de la noche fue sin duda (You make me feel like a) Natural woman, un verdadero gallinero sin sentido que en realidad no dista del karaoke que se marcan la tía Toñi y la tía Herminia al final de todas las bodas. Mención aparte para el momento “tell it to my hand” de Mariah a Celine cuando la urraca canadiense pretendió eclipsar a gritos a Aretha. Minuto 1:24. Hay una razón por la que no podemos evitar amar a Mariah.

En 1999 la homenajeada fue Chaka Khan, a quien está claro que nadie conocía pues relegaron a un mísero bis al final, después de que Whitney Houston (que todos sabemos que no va a ningún sitio si no es la puta reina) cantara SEIS canciones. Estando Whitney por supuesto no nos interesa lo más mínimo el resto de coristas, aunque hay que mencionar a la grandísima Tina Turner, quien acompañada de Cher y Elton John (más diva que ninguna) dio una lección magistral al resto de zorras amateur. Las otras participantes fueron LeAnn Rimes (quien por cierto se acaba de separar de su marido, un bailarín que por supuesto es gay, y como siempre en estos casos la parda de LeAnn ha sido la última en enterarse), Faith Hill (a quien amamos incondicionalmente) y Brandy, la primera tortuga en conseguir ser #1 en Estados Unidos.

 

Después de aquella gala, llena de clásicos, talento y ego, la cosa empezó a decaer. En 2000 la homenajeada fue Diana Ross, que no pudo asistir y mandó a un transformista que la imitaba en Greenwich Village. También andaban por ahí Donna Summer, como si ella no mereciera su propio homenaje, Faith Hill (ved el video otra vez, por favor), Beyonce acompañada de dos indigentes y una Mariah Carey que decidió presentarse directamente desnuda. El problema es que Diana lo tomó como un reto y se puso el mismo vestido pero en plateado. Realmente no era necesario.

El concierto no funcionó y VH1 pasó total de retransmitirlo o lanzar un dvd. En cualquier caso Diana no dio los permisos para que sus actuaciones estuvieran incluídas, al considerar que no eran demasiado buenas (como si alguna vez hubiera cantado bien). Quizá no debió prohibir que ninguna de las divas cantara con ella durante la segunda mitad del concierto. Si no hay gallinero no hay show.

 

Las posteriores ediciones de Divas Live fueron una parodia. Aretha tuvo la poca vergüenza de cantar Chain of fools con BACKSTREET BOYS, aquella banda que estuvo a punto de destruir la música en 1999. Por si fuera poco, Celia Cruz, Marc Anthony, Nelly Furtado (pre-descubrimiento del maquillaje) y Kid Rock (!) lo dieron todo en el escenario, cuando lo más cerca de una diva que han estado fue cuando Nelly le vendió una tobillera de comercio justo a Madonna durante su etapa Ray of light.

A pesar de recuperar Divas de las de verdad, las pilló a todas echas unos zorros. A la pobre Whitney ni la pusieron en la portada, pero es que no podía estar más puesta (algo que le perdonamos en el 99, pero aquí ya no sabía cantar y estaba más muerta que viva), y seguro que dentro de la peluca llevaba todo tipo de cucharillas; hasta Bobby Brown actuó en 2003 (se conoce que hostiar a una diva te convierte en miembro del club, lo cual hace de Chiquetete el Tom Jones español); Jewel y Shakira se estrenaron como zorras del pop en 2002; y las zorras más baratas, las Pussycat Dolls, supusieron el golpe de gracia para un show que se había convertido en una pasarela de chonis, drogadictas, prostitutas y Cher.

 

Este año VH1 creó mucha espectación con el anuncio de la vuelta de Divas Live. Los ejecutivos de la cadena aún deben estar secándose las lágrimas de la risa tras anunciar que las estrellas serán Miley Cyrus, Adele, Jordin Sparks, Leona Lewis y Kelly Clarkson.

A nosotros no nos hace ninguna gracia.

Miley es el cáncer del pop actual, no solo no tiene talento sino que encima es estúpida. Eso no es culpa suya (al fin y al cabo tiene 12 años) sino de su padre, ese pedazo de redneck que es Billy Ray Cyrus y que suponemos que cuando se cansó de intentar aprender a leer decidió vivir a costa de prostituir a su hija. Si bien zorritas como Britney tenían tan poco talento como ella, al menos sus canciones eran himnos pop perfectos, y se molestaban en resultar carismáticas. Quién nos iba a decir que Miley nos iba a hacer sentir nostalgia de Britney.

Adele es una gorda que al menos no se molesta en aparentar ser divertida y locuela como Teté Delgado, sino que es aburrida como una sopa de pan. Encima ganó el grammy a artista revelación porque actuó en Saturday night live la semana en que se cerraba el plazo de votaciones, y a los académicos debió entrarles el agobio. No nos gustan nada los premios a gente fea inmerecidos.

Jordin Sparks es lo más random y aséptico del pop actual, Leona es una manta y Kelly Clarkson es lo más parecido a una cantante de orquesta de pueblo que tienen en USA. Con este panorama la nueva edición de Divas Live está abocada… al más rotundo éxito, porque encima estas cinco pavas son las cantantes más de moda en la actualidad.

 

No entendemos esta falta de pasión en el nuevo proyecto, incluso artistas tan vulgares como Rihanna, Lady Gaga o Katy Perry le darían al show más brillo y personalidad. Esperamos que se guarden un as en la manga y suelten a alguna diva que efectivamente sabía sepa cantar, como Whitney, Mariah o Demi Lovato. Incluso nos emocionaría si de repente cayera del techo una jaula con la puerca de Shakira dándolo todo.

Y cuando echamos de menos a Shakira es porque algo va mal.