Archivo para postizos

Mariah Carey: no se ríen contigo, se ríen de ti

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , , , , , on 9 diciembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

La artista favorita para el Zorra Award en la categoría de “Retírate ya, mamarracha” acaba de lanzar su último video sin que nadie se dé cuenta (como todo lo que hace últimamente), y se ha puesto muy seria para que comprendamos que es un single muy dramático y muy de llorar a solas (y en ropa interior sexy). El problema es que la cabra tira al monte y la cachonda de Mariah se ha enfundado en un trikini espantoso super adecuado para estas fechas que no puede hacerle más cuerpo de mula. Todos nos deleitamos horrorizamos cuando vimos aquellas imágenes del rodaje que más que un videoclip parecían de un día en la playa poniéndose ciega de alitas de pollo, pero también supimos que la informática haría maravillas con esas lorzas tan malrolleras. Lo cierto es que el resultado no es tan agresivo, y el cuerpo de Mariah aparece tan espantoso como en la realidad.

El color está saturadísimo, la historia es inexistente y las pestañas postizas hacen imposible que Mariah abra los ojos. No le vendría mal abrirlos un poco y darse cuenta que con esa actitud de quinceañera en apuros no va a llegar a ningún lado, aunque la canción sea una de las mejores de su disco. Los pendientes de aro hace mucho que no se llevan a la playa pero ella no entiende de modas ni de tabúes. Al menos Ana Obregón (quien guarda muchos paralelismos con Mariah, las cosas como son) metía tripa hasta ponerse azul cuando posaba en la playa. Mariah en cambio se relaja y deja ver que el 2×1 en el dunkin’ donuts es lo peor que le ha pasado a su carrera. Al menos aquí se quita los taconazos para andar por la arena, porque conociéndola seguro que duerme con ellos.

Este video tiene un problema de concepto y de lógica. Vale que la carrera de Mariah no es ejemplo de cordura y sensatez, ¿pero en qué momento se le ocurrió que cuando un tío te deja lo único que te apetece es irte a la playa con el trikini más feo de tu armario? Con esas tetas tan caídas jamás volverá contigo, y si alguien te ve lo único que pensará es que estás loca de atar porque estamos en DICIEMBRE. Claro que si empezamos a hablar del tema Mariah-locura no podríamos parar en dos semanas.

Pero atención a la compleja y sofisticada teoría que hemos desarrollado: en My all (video que Hate u claramente homenajea evidenciando que la dieta de Mariah es una cadena de equivocaciones) a Mariah también la dejaban y lo que hacía era tumbarse en una barca puesta del revés. Eso tiene tan poco sentido como el argumento (“argumento”) de Hate u, pero bien que nos lo creímos todos e intentamos hacerlo con las colchonetas de playa aquel verano. ¿Qué ha sucedido desde entonces? ¿Acaso Mariah ha perdido su credibilidad?

Esto último es una pregunta retórica, POR SUPUESTO que ha perdido toda su credibilidad.

La carrera de Mariah es más que analizable, porque poco a poco ella misma va cavándose un foso (que posteriormente llenará de champán y diamantes) en el que enterrar su imagen pública y su prestigio artístico, porque lo tuvo. La libertad del artista nunca puede significar convertirse en semejante parodia de sí misma y caer en el ridículo de evidenciar lo tonta que eres en realidad. Su último disco se está descalabrando dramáticamente en todas las listas del mundo, a pesar de su inesperada calidad, por culpa de los dos engendros que decidió lanzar como singles. Al fin y al cabo cada uno tiene lo que se merece.

Algún día escribiremos ese artículo sobre por qué Mariah se toma todas las sugerencias de sus colegas, como la típica amiga un poco retrasada a la que nos encanta retar en las fiestas. ¿A que no te atreves a beberte todo este mini de birra?, ¿a que no te atreves a sacarte una teta? ¿a que no te atreves a poner youtube en una canción? XDDDD me meo contigo tía.

Mariah hace todo, todo lo que le sugieren, y así le va. Ese artículo podría llamarse “Mariah, ¿en qué estabas pensando?”. Pero he ahí la palabra clave: pensando.

Anuncios

Whitney se va de fiesta con los amigos de su hija

Posted in Divas with tags , , , , , , , , , , , on 17 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Al igual que Madonna, Whitney pretende que olvidemos que tiene 50 años al rodearse en su nuevo videoclip de mogollón de jovenzuelos de 20. La diferencia es que Whitney no se acuesta con ellos (en público). El video está ambientado en los 60, que es cuando Whitney tenía 20 años, en la parte de atrás de la tintorería Tamara. Nada puede salir mal con este planteamiento, ni siquiera cuando Whitney entra por la apestosa cocina con su abrigo de pieles. Esa escena por cierto está claramente recreada por ordenador, porque Whitney no se mezcla con el servicio jamás, excepto para pedirle un poco de pasta prestada.

El video tiene mucho ritmo, mucho colorido y muy poco sentido, lo que equivale a un absoluto SMASH. Aposté por esta canción en su momento y lo mantengo, al igual que boicoteé el single de la pesada de Mariah Carey y acerté. Esperamos que se filtre un making-of con Whitney recogiendo los billetes del video para comprase un abrigo de pieles (o un paquete de tabaco). Whitney se pone hasta tres vestidos y tres pelucas para esperar a su chulazo, que nunca llega (la historia de nuestra vida, hija). Casi mejor, porque me temo que si el tipo apareciera tendría 16 años, y sería realmente embarazoso. El caso es que la cabrona de Whitney sí que parece tener 20 años, lo cual demuestra que cuando eres una DIVA ni todo el crack del mundo puede detenerte. El otro día Whit le dijo a Oprah que ella era más de nevaditos, pero no me lo creo porque estropean mucho la piel, y ella está maravillosa. Ahí hubo cucharilla.

 

El otro video de Whitney, I look to you, es más cutre sobrio. Con una peluca muy Concha Velasco y sentada en una balda de hormigón (no es una broma), Whitney nos recuerda que no es una diva más, sino que es una diva a la que su marido escupió en la cara. Y eso no solo te deja un poco loca sino que te curte, y te da estatus. El drama y la superación personal han sido los protagonistas de este comeback, que ha llevado a Whitney a ser #1 en todo el mundo (probablemente en España sea #20 o algo así), y presumiblemente a que pongan El guardaespaldas, de François Truffaut, en televisión española este finde.

“¡Mi guardaespaldas! ¡han dado a mi guardaespaldas!”

Por favor qué ganas de llorar.

Lady Gaga se sacrifica en el nombre del pop

Posted in Chulazos, Divas, Pseudoheteros with tags , , , , , , , , , , , on 15 septiembre 2009 by vescomoeresunazorra

lady gaga

 

Cuando una gala de premios empieza con Madonna NADA puede salir mal. La madre que nunca tuvimo hizo historia en los VMAs con un speech absolutamente emotivo, estudiado y a pesar de ello sincero. Maddie no se andó por las ramas y habló sobre sí misma sobre lo que todos pensamos aquella noche del 25 de junio: que habíamos abandonado a Michael. Pero como lo único que nos importa es el drama, el lunes pasado todos nos derrumbamos ante el impecable homenaje que esa gran cínica que es la MTV rindió al inigualable y único Rey del Pop.

Un puñado de bailarines recordó cuán icónica es la figura de Michael a nivel estético, visual y musical. El hecho de que uno de los bailarines pasara total de hacer el efecto gravitatorio y se limitara a poner el culo en pompa (que está claro que es a lo que se dedicaban en el backstage) solo engrandece el espectáculo. Y todo esto no importa en absoluto porque la verdadera DIOSA de la noche lo dio todo como si fuera la superbowl de 2001. Janet cantó ese temazo que es Scream y aunque probablemente se desmayara al acabar, bailó como si no hubiera un mañana.

Ver video

 

A partir de aquí la noche fue una sucesión de todo tipo de zorras, transexuales, planos gratuitos de Beyoncé y retrasados mentales. Esto último va por supuesto por el gañán de Kanye West, que siendo consciente de que no iba a ganar nada humilló públicamente a Taylor Swift al no dejarle agradecer su (inmerecido) premio a Best female video. Esto no solo confirma que Kanye es un gilipollas sino que es perfectamente querellable, porque estamos ante un claro caso de BULLYING. Un adulto humillando a una adolescente, la prensa se frota las manos y el representante de Taylor también. Hasta Barak Obama ha entrado al trapo cual colaborador de A tu lado llamando a Kanye jackass, y los hay que vaticinan el final de la carrera del toxicómano rapero.

No creemos que sea para tanto, Kanye solo ha puteado a una adolescente, y todo el mundo perdonó a R. Kelly cuando se acostó con una. Incluso un maltratador condenado como Chris Brown fue top 10 hace unas semanas, demostrando que Hollywood es el único lugar donde ser un criminal solo te hace parecer más guay.

Pero la verdadera beneficiada de toda esta mierda fue como siempre Beyoncé. La nueva Dios (el Dios tradicional es TAN 1992) se permitió el lujo de declinar hacer discurso para su premio a Video of the year (merecido y nos parece poco, debería ganar el Nobel) e invitó a la pava de Taylor a subir al escenario. Aprovecharse de la miseria de otra de forma tan zafia solo confirma a Beyoncé como la diva absoluta. Su enésima actuación de Single ladies fue casi tan aburrida como la de los insoportables Green day (o cómo demostrar que hay cosas que debieron morir en los 90).

 

La otra gran estrella de la noche fue Lady Gaga, no solo porque llegó acompañada de la rana Gustavo, sino porque en una sola noche ofreció mogollón de momentos que deben pasar a la historia del pop por derecho propio. Mientras Madonna provocaba lágrimas alrededor del mundo (occidental y desarrollado), ella llevaba una máscara dorada digna del peor bazar chino de lavapiés y toda una granja avícola enroscada al cuello. Es posible que también estuviera emocionada pero evidentemente no podía moverse. Posteriormente, cuando ganó el premio a Best new artist iba hecha un conjunto de lencería de encaje en sí misma.

Su actuación fue un punto álgido al no solo cantar mucho mejor de lo esperable (acostumbrados a Britney, nunca esperamos que alguien pueda ser tan mamarracha y saber cantar a la vez), sino por demostrar que no hay nada como el ímpetu de las primerizas, y quemar todas las naves en una actuación que elevó la canción a la categoría de arte (en la liga de Wagner, Bach o Christina Aguilera). El resultado es el actual top 5 de Paparazzi, que probablemente se convierta en el cuarto single de la payasa artista en conseguir un top 10 en billboard. Sigue batiendo records y cambiándose de ropa. Simplemente fabuloso.

Lady Gaga se ahorcó ensangrentada después de demostrar  todo el mundo que sabe tocar el piano y no necesariamente con su pene. Hay que quitarse el sombrero ante tal muestra de conocimiento del mundo pop. Gaga entretuvo, hizo el ridículo y se abrió en canal para deleite de todos. Tal entrega ha de verse como un salvaje homenaje a la industria del entretenimiento, además de como una muestra de su desequilibrio mental.

Y de eso se trata cuando hablamos de MTV. La lista de ganadores por supuesto puede importarnos menos.