Archivo para Russian Roulette

Rated R: ni una nota en su sitio, pero qué más da

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , on 15 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

rihannaratedrsleeve

Escucha Rated R

 

Ante una propuesta tan desconcertante como la de Rated R (tres singles, estilismos infernales, dramatismo de callejón) es fácil olvidarse de algo que hay que tener muy claro: Rihanna vale tanto como su último single. Canta realmente mal, no sabe bailar y no es particulamente carismática ni inteligente. ¿Por qué demonios ha alcanzado semejante estatus de estrella? Muy simple, aparte de estar buena, Rihanna ha tenido la suerte de que le hayan regalado absolutos TEMAZOS, y ella ha sabido disimular que habrían sidos hits mundiales independientemente de quien los cantara.

Dicho esto, es injusto condenarla a ella si fracasa, del mismo modo que en ningún momento se mereció la adoración que recibió cuando le iba bien, pues su implicación en sus proyectos es nula. A pesar de eso, hay que escuchar Rated R como lo que es: un conjunto de canciones inofensivas interpretadas por la marioneta más lujosa del momento.

 

 

Mad house. Nada como una intro para entonar al personal. Además así parece que el disco tiene cohesión e intenciones. “Come on in”, Rihanna se hace responsable de un proyecto que no le pertenece. Allá ella.

6/10

Wait your turn. Empezar con una basura r&b es muy mala idea si espera que alguien le haga caso en Europa, sobre todo teniendo en cuenta que la melodía del estribillo es hasta bonita. Pero la producción convierte el tema en una mierda urbana mil veces oída. “I’m such a fucking lady”, asegura ella. Muy bien, pero las señoritas no dicen tacos (ni se visten como putas).

2/10

Hard. El temazo del disco, a pesar de que el rap dura media canción. Todo el mundo sabe que si sampleas a Michael Jackson (en este caso Can you feel it) nada puede salir mal. Vocalmente es un espanto, pero el ritmo es irresistible y es imposible no levantar los brazos, lo cual por supuesto es más que suficiente para amarla. Aprovecharemos el trozo del rap para ir a la barra.

8/10

Stupid in love. Otra canción buena, y esto sí que no nos lo esperábamos. El rollo old school le queda a su voz como a un cura dos pistolas, pero la base tiene chasquidos de dedos, CHASQUIDOS DE DEDOS. Así que ya estamos vendidos. La mente y el talento que está detrás de esta canción es el gran Ne-Yo, y Rihanna se limita a cantar como él, seguramente porque él le pasó una demo y ella debe creer que “arreglo vocal” es lo que te hace el dentista. Atención a los momentos en los que Ri transmite emociones (!), es como ver a un hijo bakala ir a la universidad. No obstante, esperemos que alguien con talento grabe la canción porque tiene mucho potencial. Vamos, que alguien filtre la demo de Ne-Yo si es tan amable.

9/10

Rockstar. Primera canción insoportable del disco, todo vuelve a la normalidad. Es bastante cutre cuando las chochi-divas de segunda van de estrellas del rock, lo cual para ellas significa ponerse una cazadora de cuero y decir tacos. Pues muy bien. No tiene sentido que la guitarra esté presente durante toda la canción cual altavoz lleno de mierda y que la base sea tan floja y tan r&b. “Asegúrate de cachearme bien, y no olvides mirar en mis medias y en mi sujetador”. Rihanna es una chica sutil y está orgullosa de ello.

1/10

Russian roulette. Fracasado single del que ya hablamos en su momento. Una buena elección a pesar de todo, es una canción con matices y que no se agota. Quizá un remix machacón no le vendría mal, y las mamarrachas de todo el mundo se quedarían contentas.

9/10

Fire bomb. Una sorpresa en forma de balada pop, tan predecible y tópica como os podáis imaginar. Es decir, que nos encanta. Tiene hasta efectos sonoros en plan fuego, porque ella está que arde. METÁFORA.

8/10

Rude boy. Es más o menos lo que haría Lady Gaga si en vez de estrella fuera peluquera. Tiene su gracia pero le falta todo lo demás. Repite tanto las palabras que es imposible seguir la letra, que intuimos fascinante. “Take it take it, baby baby, take it take it, love me love me”. No entendemos su existencia.

1/10

Photographs. Clarísimo descarte de The E.N.D. y rumoreado próximo single. Will.i.am. es fantástico, lo suficiente como para que dé igual la putita que elija para grabar sus temas. Es agradable de escuchar, y Rihanna no da tanto asco como Fergie.

6/10

G4L. Cuando el título de la canción ya tiene faltas de ortografía no habría ni que darle una oportunidad. Esta basura da lo que promete, ni 50 Cent se prestaría a grabar esta chorrada. Realmente molesta. Es increíble que la letra no diga absolutamente NADA. Ha debido escribirla ella.

1/10

Te amo. Normalmente cuando las estrellas se ponen latinorras da mucha vergüenza ajena, pero esta canción comparte podio con La isla bonita en el premio “canciones que justifican la existencia del español”. El sonido no es tan Azúcar Moreno como cabría esperar, es muy melancolía de discoteca, muy “sí, estoy triste pero no dejaré de bailar como una guarra”. Realmente bonita, si alguna vez os dejan tiradas en Acapulco, no os agobéis, porque ya tenemos banda sonora para la ocasión y por tanto todo saldrá bien.

9/10

Cold case love. Rihanna intenta cantar de verdad, y digamos que el resultado no es insoportable. Pero tampoco bueno. Hay un violín, un piano y, oh dios, ¡hay subidón final! Si seguís despiertos para entonces viviréis uno de los mejores momentos musicales del disco. Vocalmente, Rihanna parece no enterarse de que es el momento de cantar una octava más alta. Ella a lo suyo, probablemente depilándose las piernas mientras graba. Una pena, porque la producción es impecable.

6/10

The last song. Momento introspectivo, emocionante, climático, teatral… que suena a banda sonora de Hilary Duff. Las estrofas son fantásticas y no podemos esperar a conseguir la versión instrumental, sin graznidos de por medio. El punteo de guitarra es puro Melrose Place. Cómo sabe conquistarnos la cabrona.

7/10

 

En definitiva, un disco bastante bueno y sorprendentemente elegante (tras borrar las cuatro mamarrachadas de iletrada). La producción es fantástica y el tono es muy meláncolico. La misma melancolía que se nos queda a nosotros al pensar lo grande que podría haber sido de caer en manos de Beyoncé alguien que sepa cantar. Pero la realidad es así de puta, y nos toca aguantarnos. Al fin y al cabo en la discoteca no se la oirá a ella, lo cual por cierto es la única explicación de su éxito.

Rihanna se caga viva en su nuevo vídeo

Posted in Chulazos, Divas with tags , , , , , , , , on 13 noviembre 2009 by vescomoeresunazorra

 

Y nosotros nos cagamos en ella. Todo empieza muy bien, muy dark y muy sucio (sobre todo su pelo, qué ASCO), pero enseguida empieza la sucesión de planos de Rihanna tocándose diferentes partes del cuerpo con la boca abierta. Tía, van a matarte, ¿en serio no puedes pensar en otra cosa? Además, con esas pintas todo el mundo pensará que el cadáver pertenece a una prostituta de origen rumano sin identificar, en lugar de a la mayor fábrica de temazos de 2008.

 

Los planos de cosas malrolleras se reducen a un tigre de Bengala y a un coche. Pues vaya. Igual se cree que así parece más profunda, pero poner cara de recién levantada no te hace más dramática. Mira que es torpe la cabrona.

Al principio parece que va a haber hasta argumento, pero nada más lejos: ella está en un manicomio (uno muy guay en el que le dejan entrar con tacones), muy a la última porque tiene un reproductor de esos supermodernos que también promociona Gaga en Bad Romance. ¿Dónde quedó el encanto de lo subliminal? Luego está con su novio esperando a que les sirvan un Nestea y jugando con un revólver, porque la canción va de eso. ASTUCIA. El tipo no puede tener más cara de loco, esta chica nunca aprenderá. Bastante lleno está el mundo de psicópatas que parecen adorables como para irse con uno que ya desde el principio grita homicidio. Ellá sabrá.

 

Mientras se revuelca por su celda, intenta que el trozo de estropajo que se ha puesto a modo de extesiones le cubra la cara, porque eso significa que sufre. Pero no lo consigue y se le queda ahí como tieso y sin vida. Por eso opta por intentar hacer comprender a los polis que está hecha unos zorros, y que su corazón (ie. sus tetas) está a mil por hora. Es curioso que en ninguno de los planos en los que está sentada sea capaz de cruzar las piernas, suponemos que fue a la escuela de señoritas de Ellen DeGeneres, pero lo compensa con un cuerpazo increíble y muchas ganas de tirarse al maromo, con o sin pistola de por medio. De hecho uno de los highlights es el momento en el que Nicolae contrae su bíceps y a ella le recorre un escalofrío en plan “¿eso que llevas ahí es una pistola o es que te alegras de…? ah, vale, es una pistola”.

El clímax comienza con ella dando pasitos de lerda ante un coche que se le acerca a toda velocidad (¿en ningún momento se te ocurre correr, Rihanna? claro que a quién se le ocurre llevarse los tacones del manicomio a un descampado), y presenciamos el gran momentazo del video: Rihanna muere de todas las formas posibles. Ver a una estrella del pop siendo asesinada es algo que ni a Lady Gaga se le ha ocurrido, así que hay que aplaudirla (no hace falta que aplaudáis de verdad).

 

Por lo demás, vapuleémosla. El video es un tostón y no hace justicia a una canción con tantas posibilidades. De hecho en el disparo final (ése que en la primera escucha nos dejó a todos con cara de ¿cuándo coño empieza la marcha?) no sucede NADA.

NADA, esa es una buena palabra para resumir tanto este vídeo como el futuro de Rihanna.

 

Una pena, estuviste muy cerca encanto.

Rihanna es FAN de El Pájaro Loco

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , , , on 22 octubre 2009 by nosoyningunazorra

rihannapajarolocopajaroloco

Es lo primero que hemos pensado tras ver la nueva imagen promocional de la futura HOMELESS de Barbados. También nos han venido a la mente imágenes como la de la Naranjo, Aramis Fuster, Grace Jones o ese experimento musical de finales de los 90 que reunía lo peor de Aqua (el Pharmatint color rojo carmín) y lo mejor de Elvis (el tupé) en uno solo: The Cartoons.

Sinceramente, no entendemos la dirección que está tomando esta pequeña iletrada que bailaba al son de los ritmos más reggaetoneros y molones cuando era simplemente una camarera del Cheetah’s una desconocida (al tiempo que protegía sus dos botoncitos de los tipejos más pervertidos con dos cocos, de ésos que luego pasan por una laboriosa manufacturación para finalmente acabar en nuestras neveras en forma de Biofrutas Caribe. Magistral). Primero una balada de catálogo -que ya hemos olvidado- como 1º single de su próximo álbum; luego ese look de putón de carretera comarcal venida a más modelo del Alcampo que se codea con celebridades de la talla de Sofía Mazagatos (wow!) o Remedios Cervantes (júramelo!). También es cierto que a Rihanna nunca se la ha conocido por vestir como toda una señorita…más bien ha hecho alarde de su dudoso gusto a la hora de ponerse cuatro trapos encima como cualquier Mashonda de barrio. Pero tras escuchar Russian Roulete creemos que ha llegado el momento de desterrar el eyeliner de tu kit de maquillaje, RiRi. Pásate a la sombra de ojos.

Y, por supuesto, omite de tu vida ese tupé bicolor si no quieres que Beyoncé Alicia Keys te lo plagie para su próximo videoclip. Que las viejas glorias andan hambrientas.

P.D.: Seguimos a la espera de que Lady GaGui dé señales de vida. Nos comunican que fue vista hace escasamente dos días en un tablao flamenco donde se puso bonita de rebujito y se arrancó por Tijeritas, La Húngara y Calaítos. Parece ser que disfrutó como una enana y no nos extraña…

Rihanna se hace mayor

Posted in Divas, Payasas with tags , , , , , on 20 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

R.Russian.single.5x5._17890

Escucha Russian Roulette

Hoy no ha sucedido nada más en el mundo. Y si ha pasado algo no nos importa. La protagonista de la mayor subida y bajada a los infiernos (en cuestión de semanas) ha vuelto con el adelanto de su nuevo disco, Rated R (damos gracias a Dios que se haya dado cuenta de que no se puede seguir yendo de iletrada con títulos como The Wait Is Ova). Después de tres monster hits mundiales Rihanna debería ser consciente de la enorme presión que hay sobre ella, si es que es consciente de algo (de momento está claro que se maquilló durante un apagón). Por eso precisamente sorprende que haya optado por el camino “difícil” y no haya lanzado un smash rompepistas. En cuanto se supo que Ne-Yo estaba detras del tema algo murió dentro de todos nosotros.

Pero lo importante es saber si Russian Roulette es una buena canción o no. De momento tiene dos puntos a su favor: la producción es muy elaborada y la letra construye una historia, una escena. Eso se debe a que Ne-Yo (a diferecia de la propia Rihanna) sabe escribir, y como tiene tantos talentos (algo que se rumorea mucho por las saunas de Greenwich Village), además produce con buen gusto. La guitarra ochentera y el fantástico pero demasiado secundario piano contribuyen a crear un sonido sólido, un tono romántico-apocalíptico realmente sugerente. No hay onomatopeyas, ni frases inconexas ni cambios absurdos de persona o número, lo cual es super vanguardista en los tiempos que corren. Russian Roulette es una canción con atmósfera.

Y esa es la sorpresa número 1. La segunda es que Rihanna defiende el tema con solvencia. Sin perder su voz de chocho, la cajera más famosa de Barbados consigue expresar emociones. Y eso sí que no nos lo esperábamos. Ahora todo el mundo vendrá con el rollo de que ha madurado y tal, pero eso nos da igual, la clave es que dentro de sus enormes limitaciones Rihanna canta con toda la sensibilidad que es capaz de manipular digitalmente transmitir.

Lo más seductor del tema es sin duda que es puro drama, pero no del de power-ballad en el que Leona Lewis está tan estancada, sino del turbio, del de “te pego un tiro para que te calles”. Delicioso. Que haya regresado con algo pop siempre es de alabar, y no reconocer la calidad del tema sería absurdo (tanto como no ver el plagio a EMILIA, que hay que ser perdedora para copiar a semejante pánfila). Es muy posible que la horda de cocainómanas para las que Disturbia significó la vida entera den la espalda a Rihanna, pero quizá hay que reconocer que este single consigue fracasar sorprender con un rollo tan intenso. Por supuesto el mérito de eso es exclusivamente de Ne-Yo.

El resultado es un single que fracasará comercialmente, pero que por otra parte crea un nuevo interés hacia el proyecto. Afortunadamente el artwork no nos hace olvidar que Rihanna es una absoluta payasa, porque la cabra siempre tira al monte y ella ve un dorado y se vuelve loca.

Al fin y al cabo nada como pagar un pastón para que alguien te haga una canción que no te mereces. Nunca fue tan cierto esto de que la clase no se gana con el dinero, pero en este caso nos resulta más que suficiente.

 

Te gustará si… te has planteado alguna vez matar a tu ex-novio. Si efectivamente lo hiciste, no te juzgamos, y nos alegramos de que haya wi-fi en la cárcel. Seguro que se lo merecía.

Faltan 6 horas

Posted in Divas, Payasas with tags on 20 octubre 2009 by vescomoeresunazorra

 

 

Hoy a las 17:00, Mariah estará ordenando sus hello kittis

Whitney estará guardando sacando la basura

Shakira estará haciendo un bukkake

Marta estará espiando a Madonna

Aretha estará viendo Sálvame

Celine estará llamándose guapa delante del espejo

Britney estará buscando formas de animales en el gotelé de su pared

Miley Cyrus estará de caza de negros de bisontes con papá Billy Ray

Lady Gaga estará esperando a que alguien la saque de la manta roja

Leona estará intentando salir de la frontera de Cuba

David Bisbal estará aprendiendo las vocales

Christina estará quemando la cara de su marido quemándose las raíces

Alicia estará arrastrando su piano por el desierto de Nevada para volver a casa

Janet estará intentando sacarse el piercing del pezón de una vez por todas

Beyoncé estará haciéndole vudú a Lady Gaga Kelly Rowland

Prince estará depilándose las cejas

Madonna estará fumándose un piti

Fergie estará atracando una licorería con su prima Yola

Barbra estará viendo `El Juicio de Nuremberg´

Chris Brown estará llorando a oscuras en su habitación

 

 

¿Qué estarás haciendo tú?

 

Aquí podéis ver algunas imágenes del photoshoot (donde Rihanna parece sacada de una snuff movie, de ésas con montón de planos en blanco y negro a 8 mm y colillas de Ducados Rubio esparcidas por el suelo) y escuchar un pequeño fragmento de lo que parece ser la canción que da título al disco (no sabemos si se corresponde con Russian Roulette):

http://www.rihannanow.com/

Primera impresión: “ahora voy de oscura, porque me dieron de hostias hace un año pero soy superfuerte, ¿sabes?”. Sonidito muy electrogore, la canción un mojón made in USA. Pero recordad: no sabemos si se trata de Russian Roulette, creemos que no, sino que se trata de The Wait Is Ova.

En apenas 4 horas la respuesta…